De mal en peor: la pobreza llegó al 35% en marzo

A fin de año el indicador podría alcanzar el 40% y ya hay más de 15 millones de personas debajo del umbral de la pobreza en la Argentina. Además, la desigualdad se acentuó y un 10% de la población concentra un tercio de la riqueza.

 jueves, 27-junio-2019

La pobreza alcanzó el 35% de la población entre octubre de 2018 y marzo de 2019.


En el primer trimestre del año y en los últimos tres meses de 2018, la pobreza en la Argentina avanzó hasta el 35% y la desigualdad entre los más ricos y los más pobres se profundizó como un abismo.

Según datos del Indec, la brecha de ingresos entre las dos puntas más extremas de ingresos de la población, en un año la distancia se amplió entre 20 y 21 veces más. Para completar el escenario, algunas encuestas privadas estimaron que en el mismo semestre la pobreza alcanzó un pico de cuatro millones de nuevos pobres, en el peor nivel desde 2008.

Entre las causas se anotan la devaluación del peso, la inflación de casi el 60% y la pérdida del poder adquisitivo de los salarios. En este rubro, las estadísticas muestran que el 10% más rico del país bajó en un 14,9% de poder adquisitivo en términos reales, mientras que los más pobres perdieron el 18,6%, lo cual acrecentó la distancia entre ambos sectores.

Los más pobres se reparten el 1,5% del total de los ingresos, mientras que el 10% de la población que representan a los más ricos, tienen para ellos el 32,8% de la riqueza.

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, la brecha entre ricos y pobres se disparó de 16 veces en el primer trimestre de 2018 a 20 veces en el mismo período de este año, mientras que en 2015 esa distancia era de 15 veces.

Desde el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), Daniel Schteingart analizó que en el cuarto trimestre de 2018 y el primero de 2019 la pobreza llegó al 35,2% de los habitantes, aquellos que no pueden cubrir sus necesidades básicas y que en un año ascendieron en el balance un 9%, casi unos cuatro millones de personas más en un lapso de menos de un año. La escalada es similar a la que ocurrió durante la crisis de 2002.

En total, unas 15 millones de personas son hoy pobres en el país, mientras que la indigencia ascendió hasta el 7,3%.