De rodillas ante la corona

El embajador argentino ante Reino Unido mencionó al gobernador ocupante de Malvinas, designado por la Corona, como "máxima autoridad" del archipiélago, en una tácita declinación de soberanía nacional. Hoy Theresa May dijo que la "soberanía" británica no se toca.

 viernes, 21-diciembre-2018

Macri se reunió en Buenos Aires con Theresa May, pero ni mencionó la palabra "soberanía".


El gobierno británico sostuvo que las relaciones con el actual gobierno argentino son “más cálidas” que con el anterior y afirmó que el vínculo “está cambiando”, pero ratificó que la postura del Reino Unido sobre las Islas Malvinas “nunca cambiará” y que la soberanía sobre el archipiélago del sur “no está para ser discutida”. Lo dijo una semana despues de que el embajador argentino en Reino Unido, Carlos Sersale, mencionara al gobernador ocupante de las islas como “máxima autoridad” de Malvinas, en una no tan tácita declinación de la soberanía nacional.

En ese marco de “buenas relaciones”, la funcionaria celebró que el reciente acuerdo sobre vuelos desde Córdoba a las islas “promoverá el desarrollo económico”. Las nuevas carnalidades permitieron que, en la reunión del G20 en Buenos Aires, el presidente Mauricio Macri se reuniera con la premier británica Theresa May sin mencionar ni una ez la palabra “soberanía” ni “islas Malvinas”. Como si no existieran.

Explicitud total y golpe en las rodillas de la administración Cambiemos, que tuvo decenas de gestos “cálidos” para los ingleses.

La posición dominante de May no debería sorprender, teniendo en cuenta el ¿furcio? del embajador Sersale, en el marco de la visita al Cementerio de Darwin del titular de Aeropuertos Argentina 2000, Eduardo Eurnekian. “Colaboración, agradecimiento y reunión cumbre en Malvinas: Eduardo Eurnekian fue recibido por las máximas autoridades de las islas”, escribió el diplomático en su cuenta de Twitter, y subió el posteo con una foto de Eurnekian abrazado al gobernador ocupador de Malvinas, Robin Christopher, y al embajador británico en la Argentina, Mark Kent, todos designados por la corona británica. Las máximas autoridades de la islas, según la posición soberana argentina, es Macri.

A pocos días de ese gesto colonizado de Sersale, May se lo dejó claro ayer a los kelpers en su tradicional mensaje navideño: “Si bien la relación entre nuestros gobiernos está cambiando, les puedo asegurar que algo nunca cambiará: nuestro absoluto compromiso con el pueblo y la soberanía de las Islas Falkland. Simplemente no está para ser discutido”.

Por la cuestión de las “autoridades” que reconoció el embajador, la oposición pidió su renuncia y solicitó la presencia del canciller Jorge Fourie en Diputados. Pero en ambos casos, no pasó nada.