Despejado

34°

Córdoba
Capital

EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

Del cerco mediático al cierre de filas

El fiscal Stornelli no está solo. Les diputades Elisa Carrió y Pablo Tonelli salieron a defenderlo de la acusación por supuesta extorsión a un empresario y el editorialista oficialista Joaquín Morales Solá sostuvo que la denuncia de Verbitsky fue armada en la cárcel por ex funcionarios K. El empresario Etchebest adelantó que hay más pruebas.

 Lunes, 11-febrero-2019

El fiscal Stornelli de jefe de una "familia importante" a posible extorsionador.


El representante de Cambiemos en el Consejo de la Magistratura, el diputado Pablo Tonelli, salió a respaldar al fiscal federal más útil para el oficialismo, Carlos Stornelli, denunciado por extorsionar y pedir coimas, por intermedio de un abogado-operador, para no involucrar a un empresario en la llamada “causa de las fotocopias de los cuadernos”.

“A mi me resulta rara la denuncia contra Stornelli, no me resulta creíble. Hay que investigar y que se llegue a la verdad”, dijo el diputado del PRO, en relación a los hechos que denunció el periodista Horacio Verbitsky.

Según la nota publicada en el sitio El cohete a la Luna y también en el diario Página 12, el abogado Marcelo D’Alessio, en supuesta representación de Stornelli, extorsionó al empresario agropecuario Pedro Etchebest y le pidió 300 mil dólares para no quedar comprometido judicialmente en la mencionada causa, luego de que un imputado en la misma (el ex presidente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario y ex ministro de Hacienda de Santa Cruz, Juan Manuel Campillo), lo complicara en supuesto pago de coimas a ex funcionarios K.

La denuncia se sostiene con fotos y videos (incluso de los tres mencionados, en un parador de Pinamar), audios de llamadas telefónicas de casi 22 horas, mensajes de whattapp y otros documentos. Ya hay una investigación en curso.

Para Stornelli, quien admitió conocer a D’Alessio, se trata de “una operación política berreta”. Y Elisa Carrió amenazó solapadamente al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, quien investiga la supuesta extorsión de Stornelli y el mediático D’Alessio. Tras afirmar que Ramos Padilla “responde a La Cámpora”, la diputada Carrió aseguró vía Twitter que el magistrado “estaría haciendo una operación para ensuciar al fiscal Stornelli”.

Del cerco mediático a la descalificación

No sólo Tonelli salió a desmentir lo que lo Stornelli llamó “operación de prensa” en su contra. Elisa Carrió también cerró filas en torno al fiscal y, desde el diario La Nación, el editorialista oficialista Joaquín Morales Solá, quien sin más consideró que la denuncia es un invento de los ex funcionarios kirchneristas detenidos por Stornelli. Cabe destacatar que los medios nacionales “grandes” desconocieron la denuncia, en un obvio cerco mediático para favorecer al gobierno.

La abogada Graciana Peñafort le respondió a Morales Solá en un largo hilo de 25 tuits. Dijo que las 22 horas de audio entre Etchebest y D´alessio no se generaron en prisión, como tampoco las más de 150 capturas de diálogos de whatsapp que tiene la denuncia, ni los mensajes entre D’Alessio y Stornelli, que D’Alessio envió al empresario extorsionado. “Menos aún se generaron en prisión las fotografías”, señaló Peñafort vía Twitter.

En tanto, el empresario Etchebest aseguró que tiene más pruebas de la extorsión de Stornelli a través del abogado D’Alessio y dijo que “lo que se publicó es una parte mínima” y que todavía quedan “pruebas mucho más contundentes”. “Esto es incipiente”, remarcó en una nota con el programa Crónica Anunciada, por El Destape Radio.