Desafiante y reaccionario

En un claro apoyo a la gestión del ex embajador argentino en Bolivia, Gerardo Morales condecoró a Normando Álvarez García y afirmó que el gobierno nacional busca “arrinconarlos” con la mentira. La organización Túpac Amaru denunciará al mandatario jujeño por su participación en el Golpe de Estado contra Evo Morales.

 Jueves, 15-julio-2021

Gerardo Morales pidió que el gobierno nacional "se deje de joder" con la investigación por el envío de material represivo a Bolivia.


Con un discurso digno de un señor feudal, el gobernador Gerardo Morales “bancó” a su ministro de Trabajo, Normando Álvarez García. El funcionario ocupó el cargo de embajador argentino en Bolivia durante la gestión de Mauricio Macri y fue el destinatario de la carta de agradecimiento que develó el envío de material bélico por parte de Argentina al vecino país en noviembre de 2019 cuando se consumaba el Golpe de Estado contra Evo Morales.

A pesar de que Normando Álvarez García admitió la posible existencia de un “circuito paralelo”, el mandatario jujeño redobló la apuesta y lo condecoró. “No solo te reconocemos, sino que te bancamos. Bien merecido esa medalla colgada en el pecho”, aseguró Morales en tono patrón de estancia. “No nos van a arrinconar con la épica barata y con la mentira. Que Basteiro (Ariel) se deje de joder y se deje de armar. Que vayan al psicólogo y resuelvan esta cuestión”, sostuvo visiblemente ofuscado.

 

 

Lo cierto es que la denuncia por contrabando agravado y la presunta colaboración del “mejor equipo de los 50 años” en la sedición que atentó contra el gobierno constitucional de Evo Morales no se resuelve en una sesión de terapia. La olla que se destapó tiene ribetes internacionales: más de 20 organizaciones de DDHH de Latinoamérica exigieron la captura de Mauricio Macri y todes les implicades en la planificación y consecución del golpe que terminaron con las masacres de Senkata, Sacaba y el Pedregal.

Además, la organización Túpac Amaru realizará una presentación judicial mañana solicitando que se investigue la participación de Gerardo Morales en el derrocamiento del líder cocalero. La visita de Ivanka Trump y la llegada de un avión de la Fuerza Aérea de EEUU en septiembre de 2019 son los elementos que conducen a pensar en un apoyo logístico por parte del gobernador para favorecer la irrupción de la dictadura de Jeanine Añez.