Descabezaron a la cúpula policial de Río Cuarto

Por el escándalo del narcolavado en esa ciudad y la caída del exjefe de Investigaciones por presuntos vínculos con criminales y bandas de narcotraficantes, el gobierno provincial decidió remover a toda la cúpula. El juez de la causa, Carlos Ochoa, había sufrido amenazas.

 miércoles, 13-febrero-2019

La Provincia decidió remover de cuajo a los jefes de la departamental Río Cuarto.


Una nueva mancha cae sobre la Policía cordobesa. El gobierno provincial decidió remover a toda la cúpula policial de Río Cuarto y reemplazarlos por nuevos nombres, luego de que se reactive una causa narco y de una serie de asesinatos en la ciudad en lo que va del 2019. El comisario Mayor Walter Huerta y el comisario Inspector Hernán Etcheverría fueron designados como nuevos jefe y subjefe de la departamental Río Cuarto.

Adolfo Mosquera, el ministro de Seguridad provincial, argumentó que las causas que motivan esta decisión “son de dominio público” y afirmó que buscan darle a la departamental “una nueva dinámica y una renovada impronta”.

El hecho trascendental, que desencadenó todo lo que derivó en este escándalo, fue el asesinato de Claudio Torres, capo narco que fue ultimado por dos sicarios con ocho balazos a mediados de enero. A partir de allí, emergió una trama criminal que salpicó a los altos mandos policiales. Luego del asesinato de Torres, la causa, que está siendo investigada hace cinco años, se aceleró.

La causa tiene 16 detenidos y 21 imputados, y se investiga la complicidad policial mientras que el juez federal a cargo, Juan Carlos Ochoa, denunció haber recibido amenazas.

Ochoa profundizó la investigación buscando los nexos policiales. El jueves pasado fue detenido Gustavo Oyarzábal, quien hasta hace algunas semanas era el jefe de Investigaciones de la Policía riocuartense y estaba recién retirado. Se lo señala por encubrir a bandas de narcotraficantes. Luego, la sede de la departamental fue allanada –en el día de ayer- por orden de la Justicia, en un operativo realizado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria.