Desempleo de calidad

El país perdió 191.300 empleos formales en 2018, según cifras del ministerio de Producción y Trabajo. Lo inversamente proporcional a la promesa presidencial de crear puestos de trabajo privado de calidad. En el mismo período, la caída de la economía fue del 2,6%.

 miércoles, 27-febrero-2019


Macri lo hizo: la economía argentina perdió unos 191.300 empleos formales a lo largo de 2018, según informó este miércoles el ministerio de Producción y Trabajo, a cargo del consultor Dante Sica.

Esto implica que el trabajo en blanco, registrado, cayó 1,5% el año pasado, situación que se agrava en el sector privado, que mostró una baja de 2,1% anual y 0,5% menos de monotributistas. El único empleo que aumentó fue el de las empleadas de casas particulares, y no porque se hubiera contratado más personal, sino porque se blanquearon 21mil trabajadoras domésticas para evitar multas.

El Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) arrojó que en diciembre hubo 12.196.000 trabajadores registrados en todo el país, contemplando el sector privado y el público. En ese mismo mes, se redujeron 131 mil asalariados registrados que en diciembre del 2017 y 15 mil empleos menos en el sector independiente.

A pesar de estas cifras demoledoras, desde la cartera de Sica señalaron que no “observa una una destrucción masiva de empleos”, sino que las empresas toman menos personal en tanto que la población económicamente activa crece…

Recesión sin fondo

El Indec informó además que que la actividad económica se contrajo 7% en diciembre respecto al mismo mes del año pasado y remarcó que en 2018 el rojo acumulado fue de 2,6%. El estimador mensual de actividad económica (EMAE) volvió a contraerse con fuerza por los resultados negativos de los sectores de “comercio mayorista, minorista y reparaciones” (-15,7%, “Industria manufacturera” (-14,2) y de “Construcción” (-12%).