Jugo de tomate frío: La Campagnola cerró dos plantas

La Campagnola, firma dedicada a la producción de salsas, conservas de tomates, mermeladas, etc., cerró sus dos plantas en Mendoza y 125 puestos laborales corren riesgo. ¿La alternativa? Trasladarse a la otra planta de la empresa, ubicada a 300 kilómetros. “Altos costos, incremento de importaciones y caída general del consumo”, fueron las razones esgrimidas para el cierre.

 lunes, 6-mayo-2019

La empresa, que hace 70 años estaba asentada en Mendoza, no soportó el embate de la crisis.


Otra firma emblemática se ve afectada por una crisis que ya no distingue empresas grandes, medianas y pequeñas. La Campagnola, firma perteneciente al Grupo Arcor, decidió cerrar sus dos plantas en San Martín, Mendoza, donde la empresa estaba instalada hacía 70 años. El anuncio se hizo durante el día de ayer y las plantas hoy amanecieron con las puertas cerradas, según informaron los trabajadores.

“La industria frutihortícola no está atravesando un buen momento desde hace varios años, producto de los altos costos, el incremento de las importaciones y la caída generalizada de consumo”, indica el comunicado enviado por la empresa, donde da cuenta de que la crisis también llegó a sus puertas. Roberto Navarro, secretario general de la filial San Martín del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, dijo que “las empresas tratan de salvar la ropa de ellos, la parte social es la menos importa para ellos”.

“La Campagnola ha tenido que redefinir las operaciones del negocio a nivel industrial a fin de mantenerlo operativo”, agrega el comunicado. Lo que quiere decir esto es que la producción se trasladará a la planta ubicada en Villa Mercedes, en la provincia de San Luis. En consecuencia, a los 125 trabajadores que eran operarios de las plantas de Mendoza, la empresa les ofrece mudarse a Villa Mercedes, a 300 kilómetros de sus casas, para mantener las fuentes laborales. De lo contrario, pueden aceptar el pago de la indemnización. “Lo de Villa Mercedes es inviable”, expresó Navarro.

“Este es un golpe muy duro para el departamento San Martín y para el sindicato mismo. Yo mismo soy parte de La Campagnola. Me golpea a mí también, es duro y muy triste”, dijo el titular del gremio local, quien confirmó que el sector frutihortícola está sufriendo terriblemente con la crisis. La Campagnola, una firma emblema del sector, elaboraba hasta ahora 185.500 toneladas anuales de productos y empleaba, en los períodos de temporada alta de la producción, a 1.300 personas.