Dujovne y el Estado que se muerde la cola

Nicolás Dujovne tomo un préstamo por 40 mil millones de pesos del Banco Nación a una tasa mucho muy por debajo del promedio de mercado. Gracias a eso, el banco perderá unos 42 millones de dólares. Una rama del Estado impone condiciones de estafa sobre otra.

 viernes, 15-febrero-2019

La continuidad de Javier González Fraga al frente del Banco Nación no es segura. Ahora, aceptó una tasa ridícula que le impuso Dujovne.


Hace unos días, el Ministerio de Hacienda tomó, por decisión del superministro Nicolás Dujovne, 40 mil millones de pesos del Banco Nación. La operación se realizó con emisión de deuda a tasa Badlar + 200 puntos básicos. Sin embargo, esa tasa es ridícula si se compara con los números que maneja el mercado y los economistas calculan que en esta operación el Banco Nación perdió unos 42 millones de dólares.

En los dos distritos que son bastiones del macrismo, la banca pública prestó a tasas muy diferentes: el Banco Ciudad financió a Larreta a tasa Badlar + 653 puntos básicos; por su parte, el Banco Provincia realizó una colocación por Badlar + 600 puntos. Es más, el Banco Hipotecario, con mayoría de acciones en manos del Estado, emitió por Badlar + 615 puntos, según datos detallados por el sitio La Política Online.

En concreto: la diferencia implica unos 1.600 a 1.800 millones de pesos, que significan entre 42 y 47 millones de dólares.

El mercado no sale de su asombro ante la ridiculez aceptada por el presidente del Nación, Javier González Fraga. “Prestar a menos de 600 es un regalo”, dicen los especialistas, y argumentan que si una empresa privada sale a buscar financiamiento de este tipo toma deuda a una tasa Badlar + 1000 puntos aproximadamente. O sea, 800 puntos básicos más que la tasa a la que prestó el Banco Nación.

Al mismo tiempo que le regala plata a Dujovne para financiar el plan de ajuste y pago de monstruosos servicios de deuda ya tomada, González Fraga tiene restringidas las líneas de financiamiento que el sector productivo reclama a gritos. El analista financiero Christian Buteler –otrora macrista, hoy crítico del Gobierno- señaló que la razón para tomar deuda del Banco Nación es porque hacerlo del Central implicaría riesgo inflacionario: “Como el Nación no emite dinero, no repercute en la inflación, pero desfinanciás al sector privado”.