“El 80% del reciclado lo hacen los carreros”

Los nadies no tienen quien le recolecte la basura. Darío Squeff, ingeniero especialista en residuos y efluentes, señaló que es un problema que viene desde hace décadas y que se ha normalizado en la ciudad de Córdoba. También consideró fundamental el trabajo que realizan los carreros y evaluó “la quema de basura” como un fenómeno multisistémico.

 Lunes, 3-mayo-2021

Según datos oficiales, hay más de 100 basurales que deben limpiarse semanalmente en la ciudad de Córdoba.


Hace un mes, les vecines de la zona sur de la ciudad de Córdoba denunciaron la quema de basura y la falta de recolección de residuos que sufren los habitantes de Villa La Lonja. Para Darío Squeff, desde la década del ’90 en adelante se ha convertido en una “norma” que las villas queden fuera del recorrido de las empresas recolectoras.

“Hubo un tiempo en que las empresas ingresaban a los barrios no urbanizados. Como sufrieron robos, asaltos y/o peleas, se negaron a pasar en horarios nocturnos o sin custodia. Entonces comenzaron a colocar cestos o contenedores en algún punto estratégico por donde pasan los camiones”, lamentó el ingeniero especialista en residuos.

En ese contexto, analizó “la quema de basura” como un fenómeno multisistémico asociado a la necesidad de los sectores más postergados de “llamar la atención, decir que existen y que esperan respuestas”; como así también a una práctica que les permite un ocultamiento rápido, sencillo y efectivo frente a la persecución policial. “Es verdad que podría mejorar la situación si las empresas entran a recolectar los residuos. Pero no dejaría de existir la quema”, remarcó.

Con relación a las responsabilidades políticas y empresariales, señaló que los basurales deben limpiarse, aunque el blanqueo de la basura es tremendamente caro “porque así lo decidió la Municipalidad”. “Durante la gestión de Ramón Mestre, por ejemplo, pagaban fortunas a las empresas por sacar un contenedor lleno de una villa”, apuntó.

En contraste, valoró el papel fundamental que cumplen los carreros. “Son los esclavos que trasladan la basura que genera la clase media”, indicó. “El 80% del reciclado de la ciudad lo hacen los carreros. Pero les pagan a las empresas y no a los carreros. Si no estuvieran los recolectores urbanos, estaríamos tapados de basura”, finalizó.