EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

El aparato productivo, herido de muerte

La utilización de la capacidad instalada cayó al 56,2 %. El sector automotriz sólo utiliza el 15,7 % y la parálisis no tiene visos de solución por el congelamiento del consumo. Mientras el aparato productivo sufre la recesión, el gobierno sigue aumentando las tasas para contener el tipo de cambio y le da un golpe de gracia.

 Martes, 12-marzo-2019


Dos datos económicos del día de hoy marcan de manera muy clara el contraste entre la situación del aparato productivo y del sector financiero y los bancos. El primero es que, según el habitual informe del Indec, la utilización de la capacidad instalada de la industria en enero cayó al 56,2 %, el valor más bajo desde el organismo oficial mide este dato, hace diez años. El porcentaje implica una caída de más de cinco puntos en relación al 61,6 % registrado el mismo mes del año pasado, que ya de por sí era un valor bajo.

Algunos rubros industriales exhiben números preocupantes. El más afectado es el automotriz, que apenas utilizó un 15,7 % de la capacidad instalada. Si bien es cierto que es la época de baja, en enero del año pasado este índice alcanzaba el 25,6 %. Es una durísima reducción del 40 % entre un dato y otro. El otro gran rubro que mostró una profunda depresión fue el textil, que apenas utilizó un 31,4 % de su capacidad, mientras que el año pasado en el mismo mes el índice fue de 57,2 %.

Si bien estos dos son los rubros que muestran caídas más pronunciadas, todos los sectores sufrieron baja respecto a enero de 2018.

Los números de enero siguen la línea de diciembre, cuando se evidenció la gran caída de la la industria en la utilización de la capacidad instalada. El porcentaje pasó de 63,3 % en noviembre a 56,6 % en el final de 2018.

Mientras la industria preocupa con estos datos, el Banco Central volvió a subir la tasa de Leliq, que pasó de 59,86 % a 62,12 % y convalidó el que se convirtió en el nuevo porcentaje más alto del año. Este es el segundo dato económico fundamental de hoy. Encima, se confirmó la tendencia de ayer: a pesar de una fuerte señal alcista en la tasa, el dólar volvió a subir (pasó de $ 42,30 a $ 42,50 en el Banco Nación).

La suba de tasas favorece la especulación financiera y las ganancias de los bancos y va en contra de la inversión productiva, dificultando a las empresas y a las industrias financiar su actividad. De esta manera, se profundiza y se multiplica el efecto de la recesión. La economía macrista busca apagar el fuego con nafta con tal de contener el tipo de cambio, pero ya tampoco logra estabilizar las pizarras.