El asalto de la locura

Ayer, alrededor de 4 mil personas protestaron en Michigan por el aislamiento decretado por la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer. La Operación Gridlock – estancamiento – consistió en concentrarse mostrando armas, flameando banderas norteamericanas y pidiendo que “encierren” a la mandataria. Estados Unidos es el país que registra mayor cantidad de muertes por coronavirus en el mundo y, en el estado de Michigan, ya se contabilizaron 27.000 infectados y 1.700 muertos.

 jueves, 16-abril-2020

Conocido es que los estadounidenses son los principales consumidores de armas en el mundo. Ayer salieron a protestar - con sus rifles en mano - contra el aislamiento decretado por la gobernadora de Michigan


El mundo está convulsionado por la aparición de la pandemia. De eso no hay dudas. Sin embargo, hay grupos sociales que parecen no comprender la dimensión del peligro que implica no respetar las medidas sanitarias que toman los gobiernos.

Ayer alrededor de 4 mil personas protestaron en Michigan por el aislamiento decretado por la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer. La Operación Gridlock – estancamiento en castellano – consistió en una convocatoria que reunió a un grupo de estadounidenses en el Capitolio estatal ubicado en la ciudad de Lansing. La propuesta de la Coalición Conservadora de Michigan y el Fondo de Libertad consistía, inicialmente, en bloquear las calles con sus automóviles. Pero la mayoría de los manifestantes terminaron mostrando sus armas, flameando banderas norteamericanas, y solicitando que “encierren” – en prisión – a la mandataria.

Sin ningún tipo de respeto por el distanciamiento social, pero sí muy alejados de la cordura, los norteamericanos sostuvieron que no son necesarias este tipo de disposiciones, porque creen “muy firmemente en la inmunidad colectiva”. La gobernadora Whitmer respondió que “respetaba” las opiniones, pero que pedía que “no se pongan en riesgo, ni pongan en peligro a otros”. Estados Unidos es el país que registra mayor cantidad de muertes en el mundo, mientras que en el estado de Michigan ya hay 27 mil infectados y 1700 muertes.