El bono que no es tan bono

Frente a la profunda caída del salario y la grave crisis económica que acecha a los argentinos, ayer el gobierno acordó con los empresarios y representantes de los gremios un extra de tan sólo cinco mil pesos para los trabajadores del sector privado a pagar en octubre. Desde las cámaras empresariales indicaron que es “una manta corta” porque implica un aumento salarial que muchas pymes no están en condiciones de abonar. El presidente Macri pidió a los industriales que, además del dinero, “pongan el hombro”.

 martes, 24-septiembre-2019

Las cámaras empresariales acordaron con el gobierno el pago de los 5 mil pesos para los trabajadores del sector privado con algunas objeciones


El salario es el indicador que más cayó durante el gobierno de Mauricio Macri. Durante estos cuatro años, registró una caída del 25% en términos reales. Un golpe muy duro para los trabajadores. Si a esto índices se les agrega la fuerte subida que hubo en los precios y en las tarifas de servicios, no sorprende que además esto haya provocado el cierre de más de 7500 pequeñas y medianas empresas en lo que va del año y más de 15 mil desde finales de 2015, según un informe del Centro de Economía Política (CEPA). La realidad del sector es alarmante por donde se la mire. Con medidas que llegan tarde, el gobierno anunció a fines de agosto la intención de sacar un bono de tan sólo 5000 pesos para los trabajadores del sector privado.

Recién ayer, a un mes de las elecciones presidenciales, se concretó una reunión en donde participaron el titular de la cartera, Dante Sica, representantes de la Unión Industrial Argentina (UIA), la Cámara Argentina de la Construción (CAMARCO) y Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) junto a dirigentes del sector de los trabajadores de la Sanidad, la UOM, UPCN y Comercio entre otros. Allí acordaron un “aporte obligatorio de cinco mil pesos de recomposición salarial no remunerativo, en cuotas y a cuenta de la paritaria”, haciendo hincapié en la “voluntad política” del gobierno de que esto se concrete, a más tardar, en octubre. Fecha clave si las hay.

Si bien desde el sector empresario entienden que es necesario depositar dinero en los bolsillos de los trabajadores para que de esa manera se reactive el consumo interno y haya movimiento en la economía del país, entendieron que esta medida no es un “bono” como popularmente se dio a conocer por parte del gobierno nacional, sino que es un aumento sujeto a cuenta de futuras revisiones salariales y que se da en un momento muy difícil para la industria. Miguel Acevedo, titular de la UIA, expresó que “un bono podría ser una medida reactivadora, pero hay que ver quien lo puede hacer. El Estado puede tener la capacidad para dar ese aumento, pero el privado hoy no lo tiene”. En igual sentido se manifestaron desde CAME donde solicitaron que este aporte sea realizado en cinco cuotas debido a la profunda crisis por la que atraviesan las pymes.

Mientras tanto, desde Córdoba, Marcelo Uribarren, titular de la Unión Industrial de Córdoba (UIC) declaró en diálogo con nuestro programa Nada del Otro Mundo que la propuesta del gobierno es como una “manta corta”. “El empleado ha perdido el poder adquisitivo y necesita una recomposición salarial, pero se da en un momento en el que el empleador está en una situación de alarma por el bajo nivel de actividad. No hay una medida que satisfaga todas las partes”, afirmó. Pese a esto, añadió que “al ser obligatorio, se va a tener que pagar. Algunos empresarios dispondrán del pago en cuotas. Esto se paga con dinero, y al dinero hay que tenerlo, para ser real hay que ver cómo se va a pagar”.

Frente a las resistencias del sector empresarial, la semana pasada el presidente Mauricio Macri – apodado recientemente como “el domador de reposeras”- pidió a los industriales que hagan su aporte y “pongan el hombro”. En el transcurso de la mañana de hoy se definirán los detalles del acuerdo entre el gobierno, el sector empresarial y los trabajadores del sector privado para el pago de estos 5000 pesos obligatorios, no remunerativos y sujetos a cuenta de futuras paritarias.