¿El camino correcto o el camino al infierno?

Dante Sica dijo que “las medidas del Gobierno no hicieron crecer la pobreza, estamos igual que donde partimos”, y aseguró: “Estamos en el camino correcto”. Para el diputado Daniel Arroyo, el Gobierno “encara un modelo que es soja, minería, sector financiero y salarios bajos” que “deja a 20 millones de personas afuera”.

 viernes, 29-marzo-2019

El diputado Daniel Arroyo le pidió al Gobierno que regule los 11 productos de la canasta básica.


El Gobierno, con todas las pruebas en contra, insiste en que el rumbo del país es acertado. Esta mañana, el ministro de Producción, Dante Sica, sostuvo que “estamos en el camino correcto” e hizo una lectura muy particular de los datos de la pobreza: “Las medidas del Gobierno no hicieron crecer la pobreza, estamos igual que donde partimos”, ya que, según el ministro, cuando asumió Macri “era muy similar a la que tenemos hoy”.

Además, en diálogo con radio La Red, Sica justificó los datos alarmantes diciendo que “bajar la pobreza es una tarea muy dura y a largo plazo”.

Desde otra vereda, el diputado Daniel Arroyo, de extensa trayectoria trabajando el tema pobreza, describió que “el Gobierno encara un modelo que es soja, minería, sector financiero y salarios bajos” y que “ese modelo deja a 20 millones de personas afuera”. Para Arroyo, es importante resaltar que a la pobreza estructural se le agregaron dos variables: el aumento permanente del costo de los alimentos –“suben mes a mes, hay cada vez más gente en los comedores”, advirtió- y el endeudamiento familiar. “Como a la gente no le alcanza la plata se endeuda al 180 % de interés anual en la financiera de la esquina”, manifestó preocupado.

“Si el Gobierno no hace algo para controlar los 11 productos de la canasta básica, no hay manera de que la caída social tenga un piso”, definió el diputado de Red x Argentina en conversación con el programa Nada del Otro Mundo.

Además, pidió armar un sistema de crédito no bancario, ya que “la pobreza y el endeudamiento de las familias están pegados”, al tiempo que destacó que “todos los países de América Latina tienen esos sistemas a tasas muy bajas, hay que salir del esquema de créditos usurarios”.

Para el exmassista, el sistema con el que se mide la pobreza en argentina –unimodal, centrado en los ingresos para adquirir bienes y servicios- genera la seguridad de que “hoy ya hay más pobreza que el 31 de diciembre”, que fue cuando se dieron los resultados conocidos ayer. “Hay otras formas de medir que son mejores, pero el desmadre económico hace que con cualquier forma de medición las cosas en argentina estén complicadísimas”, analizó.

“Si controlamos los 11 productos de la canasta básica, armamos un esquema para romper los créditos usurarios, y si junto con eso cuidamos la industria textil, y movemos la obra pública de pico y pala, al menos le pondríamos un piso a la crisis. Son cosas que se pueden hacer rápidamente”, concluyó.