El costo de la desinformación

Al menos el 25% de la población mundial recibió una dosis de la vacuna contra la covid. El 75% restante es rehén del acceso limitado a las vacunas, del escepticismo y del miedo fomentado por la desinformación. Frente a la alta contagiosidad de la Delta, los Estados comenzaron a aplicar estrategias tendientes a promover la inmunización para poder conseguir la tan ansiada inmunidad de rebaño.

 lunes, 19-julio-2021

El avance de las fake news y las teorías conspirativas bloquean la vacunación contra la covid en todo el mundo.


La pandemia de los no vacunades preocupa al mundo entero. De acuerdo a datos relevados en el sitio Our World in Data, alrededor de un 75% de la población mundial todavía no recibió ninguna dosis. Si bien el acceso limitado a las compras de las vacunas es un enorme obstáculo para muchas regiones – como África – también el escepticismo, la desconfianza y el miedo a los posibles efectos adversos operan en contra de las campañas de inmunización.

Frente al peligro que representa la variante Delta – que ya está presente en 111 países – los Estados agudizan sus estrategias sanitarias y comunicacionales para promover la inoculación de la población y, de esta manera, alcanzar la tan ansiada inmunidad de rebaño. Sin embargo, no todo parece tan sencillo.

Francia, Italia y Grecia optaron por convertir en obligatoria la vacunación del personal sanitario que hasta ahora no ha querido darse el pinchazo. El primer ministro francés, Emmanuel Macron, implementó el uso de un carnet sanitario para asistir a conciertos, bares y restaurantes como una forma de ir volviendo a la normalidad.

En Europa del Este, la resistencia a inocularse también está presente. Bulgaria se estancó en un 16% de la población inmunizada con una dosis y el gobierno recurrió a un plantel de personas famosas para que animen a la gente a vacunarse. “No es racional, no puedo explicarme por qué sucede”, indicó Angel Kunshev, ministro de Salud de Bulgaria. Hungría y Rumania dispusieron la obligatoriedad de la vacuna para eventos y diferentes estímulos/regalos. En Serbia comenzaron a vacunar en centros comerciales sin cita previa y en Croacia exigen certificado, test negativo o prueba de inmunidad tras tener la enfermedad para ingresar a lugares públicos.

“Están matando gente”, aseguró el presidente Joe Biden en relación a la desinformación “no bloqueada” que circula en las redes sociales. Con la variante Delta acechando en distintos puntos del país, el gobierno norteamericano apeló a la cercanía de les líderes comunitaries y su capacidad de persuasión; a instalar puestos de vacunación en iglesias y centros comerciales; y ahora analizan prohibir la entrada a universidades, escuelas y establecimientos laborales a aquellas personas que no estén vacunadas.

Por el lado de nuestro país, Argentina inmunizó al 49% de la población objetivo con la primera dosis. En Buenos Aires, el gobierno de Axel Kicillof evalúa solicitar certificado de vacunación para bares y restaurantes. Mientras tanto en Córdoba, hay alrededor de un 40% de personas mayores de 18 años que no se inscribieron para vacunarse (contando a quienes no estaban habilitados para hacerlo). Como una manera de promover y facilitar el trámite, desde mañana 20 de julio se vacunará – con primera dosis y sin turno previo – a mayores de 40 años y continuará la vacunación espontánea a quienes perdieron su turno por algún motivo (sin importar edad), personas embarazadas y personas con discapacidad.