El desguace del Fondo de Garantía de Sustentabilidad

El valor de los activos del FGS al 31 de julio era de 35.497 millones de dólares, casi la mitad que en 2015, cuando contabilizaba 66.538 millones de dólares. La devaluación, la crisis económica y los desmanejos del gobierno de los ‘jugadores Champions League’ fueron las claves del derrumbe.

 viernes, 12-octubre-2018

Según Fernández Pastor, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad perdió en total 41 mil millones de dólares durante el macrismo.


El Fondo de Garantía de Sustentabilidad, el gran resguardo del sistema jubilatorio argentino, cayó estrepitosamente bajo la gestión de Cambiemos. En 2015, cuando este gobierno asumió, el valor de los activos del FGS era de 66.538 millones de dólares. Al 31 de julio de este año, ese mismo valor se había reducido a 35.497 millones.

Es una pérdida de 31.041 millones de dólares, casi la mitad de lo que valía en 2015.

Los datos fueron recabados por el abogado previsionalista Miguel Fernández Pastor, quien recordó que “cuando se produjo la estatización de los fondos de pensión en 2009, se transfirieron valores por 30.000 millones de dólares” y que se logró más que duplicarlos gracias a “la revalorización de activos y operaciones financieras hechas adecuadamente”.

¿Qué pasó durante el macrismo que el valor del FGS se redujo tanto? Fernández Pastor lo explicó teniendo en cuenta varios factores. En primer lugar, la venta de acciones que pertenecían al Fondo, como el caso de Pampa Energía, Cablevisión, etc. “Eso les valió al director ejecutivo y otros funcionarios de Anses el estar procesados”, detalló. Luego, se conformaron financieras con capital casi exclusivo de Anses para comprar Fondos Comunes de Inversión. “En vez de comprar Fondos Comunes de Inversión, compraron Lebacs. Eso significó una pérdida muy importante. Las grandes inversiones que se hicieron fueron con bonos en pesos y no en dólares”, señaló.

Obviamente, por la devaluación, esos bonos se depreciaron. Sumado a esto, la crisis económica desvalorizó las acciones en distintas empresas que componen buena parte del patrimonio del FGS.

Por otro lado, en todo este proceso de pérdida de valor, el gobierno consumió 11.000 millones de dólares provenientes del blanqueo que debían ser utilizados para pagar la reparación histórica. En realidad, lo que se pagó por reparación histórica hace que el sueldo promedio de los jubilados sea muy inferior al que se percibía antes de 2015.

“La crisis pagó la reparación histórica y así y todo se fueron 11.000 millones. Por lo tanto, la pérdida total de capital fue de 42.000 millones de dólares”, concluyó Fernández Pastor.