El empleo, en un tobogán sin fin

Un informe del CEPA indica que el primer trimestre del 2019 registra la mayor caída en el empleo privado de los últimos tres años. 19.882 casos conforman la cifra de trabajadores registrados despedidos o suspendidos entre enero y marzo de este año, 5.814 más que en mismo período de 2018. La industria: El sector más perjudicado, aportó el 77% del derrumbe laboral privado.

 lunes, 29-abril-2019

“Hay que crear trabajo, cuidando los que tenemos” Prometó en campaña Mauricio Macri.


La retracción general de la economía, generada por los índices de inflación más altos del mandato macrista y un dólar que llegó a trepar hasta los $ 47,50, entre otras variables, generó un derrumbe en el sector privado conformando el peor registro en el sector durante la era Cambiemos. El número de despedidos aumentó sensiblemente con respecto a igual período del año pasado. Despidos y suspensiones fueron motorizados por el sector industrial y de servicios que representan el 77% y 21% de los casos respectivamente.

Según el informe elaborado por el Equipo de Estudios Laborales del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), en el primer trimestre del 2019 la cantidad total asciende a 19.882 casos, correspondiendo sólo 125 a empleo público y 19.757 a empleo privado. Estos datos implican un promedio de 6.627 despidos y suspensiones mensuales, más que el promedio de 2018 que alcanzó los 5.800 casos por mes.

La diferencia con respecto al 2018 está en el traslado de las bajas del sector público, donde las cifras representan el 1 %, hacia el privado, que completa la torta. En el primer trimestre del año pasado, los despidos en la esfera estatal representaron el 57 % de los casos contra el 43% en lo privado significando una suma ya alarmante de 14.068 despidos o suspensiones.

El incremento del 41 % en la caída del empleo estuvo encabezada por el sector automotriz y autopartes, seguido por el sector textil, el sector electrónica y electrodomésticos y el sector alimentos y bebidas. La caída ininterrumpida en la venta de autos durante siete meses, llegó a un derrumbe interanual del 54,4% en el mes de abril, dando como resultado “suspensiones en Fiat, Iveco, Renault, Volkswagen, Honda, Peugeot y los despidos en Faurencia (autopartes)”.

El estudio enumera empresas industriales que le siguen: “Los casos de Iatec, en la actividad de electrónica y electrodomésticos, el frigorífico El Marisco, Sipetrol, en el sector hidrocarburífero, Tsu Cosméticos en química, y las textiles Ritex, Hilados I, Tecnosport y 12 de octubre”. Estos nombres completan el grueso de empresas afectadas por una crisis que ataca el trabajo y por lo tanto el consumo, un escenario generado por el modelo impulsado por ‘el mejor equipo de los últimos 50 años’.