El Estado mata más de una persona por día

Correpi presentó su archivo de casos 2018 con números alarmantes: en la Argentina una persona muere a manos del Estado cada 21 horas. Desde que asumió la gestión de Cambiemos, creció exponencialmente la cantidad de casos. “El Gobierno de Macri tiene más muertes que días de gestión”, dijo Ismael Jalil, abogado de DDHH y miembro de Correpi.

 viernes, 15-marzo-2019

Nora Cortiñas estuvo acompañando el acto de Correpi junto a familiares de víctimas de la violencia estatal.


La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) presentó en la Plaza de Mayo su habitual archivo de casos anual, un informe estadístico sobre las muertes por violencia a manos del Estado. En el 2018, hubo una muerte a manos de fuerzas del Estado cada 21 horas, lo que significa un alarmante avance de la represión estatal. “El gobierno de Macri tiene más muertes que días de gestión”, dijo el abogado de DDHH y miembro de Correpi, Ismael Jalil.

Los números respaldan su sentencia: en 2015, la estadística –ya de por sí alta- indicaba que en nuestro país moría una persona cada 28 horas por violencia estatal; en 2016, ese índice pasó a una persona cada 25 horas; en 2017, una persona cada 23 horas; el año pasado, una persona cada 21 horas. “El aumento del poder de fuego en las calles por saturación policial hizo crecer como nunca antes el gatillo fácil”, dijo la titular de Correpi, María del Carmen Verdú, al hablar en el acto de Plaza de Mayo.

“El uso masivo de las facultades para detener personas arbitrariamente y el endurecimiento por vía judicial y luego legislativa del sistema contravencional y penal, multiplicó la población en comisarías y cárceles, con el consiguiente aumento de torturas y muertes bajo custodia”, manifestó Verdú.

Para la abogada, hay un “escenario de profundización inaudita de todas las modalidades de la represión estatal, la que se descarga sobre los sectores organizados y en lucha del pueblo trabajador y la que afecta cotidianamente a los más vulnerables en las barriadas populares”. Desde la organización antiviolencia represiva, remarcaron la importancia de la disputa por la reforma del Código Penal de la Nación y advirtieron que el proyecto oficialista “aumenta penas, limita excarcelaciones, crea nuevas figuras para reprimir la protesta y legaliza del todo la doctrina Chocobar”.

En el acto estuvieron presentes diversas organizaciones sociales y políticas, familiares de víctimas de la represión estatal, además de Sergio Maldonado –hermano de Santiago-, y la Madre de Plaza de Mayo y referente de DDHH, Nora Cortiñas.