“El Estado Provincial se tiene que dar cuenta que necesita a los brigadistas”

En un año en donde el fuego arrasó con más de 300 mil hectáreas en toda la provincia, un grupo de personas fundó “Creando Brigadas Córdoba”, un espacio que busca organizar a les vecines para combatir los incendios forestales y promover un proyecto de ley para que el Estado sea el encargado de capacitar y garantizar el equipamiento. Laura Gómez, integrante de la agrupación, remarcó que hay sólo seis brigadas autorizadas de un total de 36.

 martes, 15-diciembre-2020

En septiembre comenzó a gestarse la agrupación Creando Brigadas: un espacio para capacitar a les vecines en el combate contra los incendios forestales.


En pleno diciembre y con tres focos activos en la provincia de Córdoba, el fuego es una pesadilla que parece no terminar más. Frente a un año en donde los incendios arrasaron con más de 326.800 hectáreas en toda la provincia, un grupo de personas decidieron dar respuesta a la buena voluntad de muches vecines que participaron activamente en el combate del fuego, a pesar de no tener los conocimientos adecuados. De esta manera, en septiembre, se formó “Creando Brigadas Córdoba” : un espacio que busca organizar y preparar a les habitantes de distintas localidades para enfrentar las llamas en el monte nativo.

El gran interés sobre el tema provocó que se sumaran casi 100 personas al primer Zoom que organizaron y que, lo estaba pensando como una “reunión interna”, se transformara rápidamente en un conversatorio en donde los brigadistas respondieron consultas de los participantes. “Hasta ahora somos 36 brigadas formadas y en proceso de conformación. Sin embargo, son sólo 6 las autorizadas para ir a la línea de fuego y a las que llaman los bomberos”, señaló a Al Revés Laura Gómez, integrante de la mesa de la agrupación. En ese sentido, remarcó que el gobierno provincial obstaculiza las soluciones: no quiere que los civiles participen del combate contra el fuego, pero tampoco garantiza la formación de las personas. “Estamos pensando en un proyecto de ley para exigirle al Estado que se haga cargo de las capacitaciones de los vecinos/as en sus localidades y que otorgue el equipamiento necesario”, anticipó.

Con más de 600 miembros en el grupo de Facebook, la red de brigadistas se presenta como una alternativa y una ayuda frente a los incendios “que van a ser cada vez más grandes en todo el mundo”. “Los bomberos no dan a basto. No les da el cuerpo”, indicó la referente. “La mayoría de los bomberos no están capacitados para ir a incendios forestales”, aseguró. “El trabajo de los bomberos voluntarios es apagar incendios estructurales (que son los de los edificios) e incendios de interfase (que son los que están por llegar a tu casa)”, subrayó. “-¿Y el monte? -‘Que se queme’”, respondió retóricamente de acuerdo a la “bajada de línea” que reciben en los cuarteles de parte del Plan Provincial del Manejo del Fuego.

Además de contar con una organización horizontal, los brigadistas están entrenados para enfrentar los incendios forestales como corresponde. “Los bomberos casi no se meten de noche. En cambio, los brigadistas van a la tardecita porque está más frío y hay menos viento”, comparó. Trabajan todos los fines de semana, realizan reconocimiento del terreno y pueden estar mucho tiempo afuera durante los meses del fuego. “Es el Estado el que se tiene que dar cuenta que necesita a los brigadistas”, afirmó. “Estamos brindándole un servicio. No queremos que nos pague, pero sí que nos forme o que nos pague las capacitaciones”, concluyó.