El feminista menos espontáneo

Mauricio Macri presentó un plan para igualar oportunidades y reducir desequilibrios entre hombres y mujeres y tuvo un discurso en el que se mostró feminista, aprovechando la coyuntura. Sin embargo, su gobierno recortó de manera escandalosa el presupuesto destinado a cuestiones de género.

 viernes, 14-diciembre-2018

Macri, rodeado de mujeres, dio su discurso más feminista. Sin embargo, sus decisiones de gobierno van a contramano de ese movimiento.


Justo en la semana en que el movimiento feminista cobró vigor tras la denuncia de Thelma Fardín, el presidente Mauricio Macri presentó el Plan de Igualdad de Oportunidades y Derechos que, según el gobierno, busca reducir los desequilibrios entre hombres y mujeres. El impacto de la denuncia pública fue tal que hasta el Ejecutivo nacional -siempre guiado por focus groups- se intentó subir a la ola. La presentación del plan no tuvo demasiados detalles -ninguno, en rigor de verdad- pero sí discursos de los funcionarios sobre el tema.

Macri estuvo acompañado por la presidenta del Instituto Nacional de la Mujer (INAM), Fabiana Tuñez y por la ministra de Desarrollo Social, quien antes de darle la palabra lo presentó así: “Si seguimos a este ritmo vamos a tardar 217 años en llegar a la verdadera igualdad. ¿Saben quién es el primero que no está dispuesto a esperar 217 años? Mauricio Macri, nuestro presidente”. El feminista menos pensado no se rinde.



“Tenemos que entender que la revolución de las mujeres es un eje del Siglo XXI. Destaco la valentía y el coraje de las mujeres que están llevando a cabo esta revolución”, dijo Macri al comenzar su discurso. Lo que Macri no dijo es que para el año que viene el presupuesto plantea un fuerte recorte en cuestiones de género. Los fondos destinados al INAM serán 234 millones de pesos, apenas 11 % más que el año anterior. Con una inflación que a fin de año va a rozar el 50 % la caída real es notoria.

Así, el gobierno le destinará en el INAM $ 11,36 a cada mujer de la Argentina en todo un año.

Además, Macri sostuvo hoy que “hay un cambio de época” y “lo que antes parecía normal, ya no lo es, lo que parecía natural, no corresponde”. ¿Se refería a sus propias declaraciones a una radio del sur en 2014? “A todas las mujeres les gusta que les digan un piropo. A aquellas que dicen que no, no les creo nada. No puede haber nada más lindo, aunque te digan ‘qué lindo culo que tenés’, pero está todo bien”, dijo Macri en aquel momento. Quizás ahora entendió que cuando una mujer dice no, es no.

Macri pareció aprovechar la coyuntura y valerse de la fuerza que tomó el testimonio de Thelma Fardín para hacer su discurso más feminista en un momento donde le puede rendir políticamente. Sin embargo, sus decisiones de gobierno contradicen sus palabras de hoy.