“El festival de deuda a tasas exorbitantes es la clave para contener el dólar”

“La clave es no dejar ningún peso circulando para comprar dólares y así, que baje el dólar hacia la banda inferior. El problema es que el gobierno se ató de pies y manos con el acuerdo con el FMI y no tiene otra herramienta que la tasa de interés para controlar al dólar", explicó la economista Gisela Veritier a Al Revés.

 miércoles, 17-octubre-2018

El trasfondo del dólar quieto es letal para la economía real.


“Ayer, como todo tercer martes de cada mes desde el inicio de la gestión Cambiemos, hubo vencimiento de Lebacs. El mercado arrancó expectante y el dólar comenzó a subir. Sin embargo al cierre de la jornada, vimos con el dólar mayorista cerró a $36 y el minorista a $37.10 en las pizarras del Banco Nación. Muy cerca de la banda inferior propuesta en nuevo acuerdo con el FMI. ¿Cómo se llegó a esto? Simple: con más deuda y más tasa de interés. El festival de deuda a tasas exorbitantes es la clave para contener el dólar”. Así explicó la economista Gisela Veritier, en diálogo con el portal Al Revés, la estrategia del gobierno de Mauricio Macri para contener el dólar y su impacto en la economía real real. La también docente de la UNC señaló que el esquema funciona de la siguiente manera, frente a un vencimiento de Lebacs de $226 mil millones.

“El Banco Central quería colocar entre $100 y 150 mil millones y adjudicó 105.810 millones. Para hacer la oferta mas atractiva subió la tasa a 57%, 10 puntos más que en el anterior superpartes, para los plazos muy cortos (de 35 y 63 días)”, indicó.

“Para que el dinero en manos de particulares que no se renovó ($120.797 millones) no se vaya al dólar, hoy se realizan licitaciones de Lecaps (Letras Capitalizables) que se están licitando, donde la renta será muy alta y del 4% mensual. Otra opción es que el dinero en manos de particulares vaya a los depósitos en plazo fijo que están ofreciendo los bancos con tasas superiores, de alrededor del 50%, producto de que los bancos colocan el dinero inmovilizado en Leliqs (letras de liquidez a 7 días) con una tasa de interés de 73.72%”, agregó Veritier.

El impacto en la economía

Este festival de intereses y deuda no es gratis ni neutro para la economía y la población.

“La clave es no dejar ningún peso circulando para comprar dólares y así, que baje el dólar hacia la banda inferior. Recién allí el Banco Central podrá comprar divisas e inyectar dinero a la golpeada economía. El problema es que el gobierno se ató de pies y manos con el acuerdo con el FMI y no tiene otra herramienta que la tasa de interés para controlar al dólar y a un nivel elevado (dado que el dólar reacciona rápidamente si se percibe una baja), explicó la economista.

Las consecuencias están a la vista pero lo peor aún no llegó. “Secar la plaza de billetes y las altas tasas exorbitantes impactan en el poder adquisitivo y en la actividad económica: CEPAL proyecta una caída del PBI de 2.8% para este año, profundizando la recesión, la industria cayó un 4,4% (según UIA) y los salarios ya se encuentran lejos del 50/50 en la participación del PBI ya que perdieron tres puntos según INDEC. Todo esto en un país donde la alta inflación impacta sobretodo en los más vulnerables”, finalizó Veritier.