“El FMI es absolutamente corresponsable de lo que estamos viviendo”

La exdirectora del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, criticó el modelo económico macrista y se preguntó cuál será el rol del FMI en los próximos meses. Desconfió de que el Gobierno pueda regular algunos precios para frenar el derrumbe económico. “A mí me genera una enorme impotencia. Más allá de que se veía venir, se anticipó”, señaló.

 jueves, 15-agosto-2019

Mercedes Marcó del Pont criticó al gobierno y mostró su preocupación por el desbande económico de la Argentina.


En una de las peores semanas de la gestión macrista, la inestabilidad de adueño de la economía argentina. Mercedes Marcó del Pont, exdirectora del Banco Nacion y del Banco Central, dijo que “esto era un final anunciado” pero que la discusión entre economistas era si iba a suceder antes o después de octubre, pero la sorpresa del resultado electoral cambió el escenario. “Todo se precipitó”, añadió.

Marcó del Pont criticó el rumbo adoptado por el gobierno y sostuvo que “es muy difícil encontrar soluciones dentro de un gobierno que plantea que va a seguir haciendo lo mismo”. “De la única forma que esto se resuelve es con un cambio de modelo económico”, agregó la exfuncionaria.



“¿Cuál va a ser el rol del FMI? El FMI es absolutamente corresponsable de lo que estamos viviendo en la Argentina. ¿Qué va a hacer ahora el Fondo?”, se preguntó la economista. Además, expresó que “hay que plantear un modelo de repago distinto al que plantea el gobierno”.

“Desde el establishment financiero le están pidiendo a Alberto que dé definiciones que los tranquilice. La definición más importante ya la dio: va a honrar las obligaciones. Si le están pidiendo otras cosas, las que siempre pide el mercado, como compromiso con reforma laboral o previsional, ahí si hay problemas. El modelo que se plebiscito el domingo va a contrapelo de este que siempre beneficio al capital financiero. El alternativo es un modelo a favor de la producción y del trabajo”, analizó Marcó del Pont.

Calificó el escenario como “incierto, dramático y penoso” y pidió que el gobierno plantee “una emergencia en materia alimentario y sanitaria. “Las medidas que se vienen anunciando son gotitas de agua en un océano de pérdida de derechos, de capacidad de compra, de deterioro de las jubilaciones”, disparó. Por último, se refirió al margen de maniobra que le queda al Gobierno: “Un modelo que siempre pensó que lo mejor es que el mercado decida, ¿cómo se va a poner a regular desde el Estado ahora?”.