El FMI pierde a Lagarde pero no las mañas

El organismo publicó un nuevo informe de Perspectiva Económica Mundial. Prevé que nuestro país cierre el 2019 con un 57,3 % de inflación, que haya una caída del 3,1 % del PBI y que el año que viene siga el derrumbe. “Es lamentable que las personas tengan que pasar estas dificultades”, dijeron sobre la situación social y el rechazo al FMI en Argentina y en Ecuador.

 martes, 15-octubre-2019

Gita Gopinath, economista jefe del FMI, buscó lavar las culpas del organismo por lo que pasa en Ecuador y en Argentina.


El Fondo Monetario Internacional publicó su habitual informe de Perspectiva Económica Mundial del mes de octubre. El documento pronostica que nuestro país cierre el 2019 con una caída del 3,1 % del PBI. Un año atrás, el mismo informe preveía que nuestro país iba a caer solo 1,6 %. Dujovnianos augurios los del organismo internacional, si se observa lo desacertado del resultado final. Para el 2020, anticipa una caída más leve, de 1,3 %, algo que en realidad estará totalmente atado al rumbo que tome el nuevo gobierno.

“Se espera que la economía argentina se contraiga aún más en 2019 debido a una menor confianza y condiciones de financiamiento externo más estrictas”, resalta el texto, y apunta que las PASO “desencadenaron un fuerte aumento en los rendimientos de los bonos del gobierno en medio de una venta masiva de activos argentinos”.

Por otro lado, el FMI indica que nuestro país culminará 2019 con una inflación del 57,3 %, que el año que viene descendería a 39,2 %. En el reporte de octubre del año pasado, el organismo multilateral decía que Argentina iba a terminar este año con un crecimiento del nivel general de precios de apenas 20,2 %. ¿Cómo se dirá “pasaron cosas” en francés, mademoiselle Lagarde?

“Se espera que la inflación en los mercados emergentes y las economías en desarrollo, excluyendo Venezuela, disminuya a 4,7 % este año. Las excepciones incluyen a Argentina, donde la inflación ha aumentado como consecuencia de la depreciación del peso”, dice el documento del Fondo. Así, la economía macrista queda incluida en el mismo grupo que la economía venezolana, el modelo que defenestra.

Gita Gopinath, economista jefe del FMI, fue consultada sobre la situación en Argentina y en Ecuador, donde la crisis social se desató debido a que el Gobierno de Lenín Moreno buscó aplicar sin restricciones las recetas del Fondo. “El FMI acude a estos países cuando son épocas de tensión y hay situaciones difíciles que se encaran”, y agregó que “es desafortunado que la gente tenga que pasar por estas dificultades”, como si el FMI no tuviera nada que ver con la crisis. Ecuador ingresó al reducido grupo de países sobre los que se proyecta una caída económica en 2019: solo estaban hasta ahora Barbados, Nicaragua, Argentina y Veneuela.