El FMI se lleva hasta las joyas de la abuela

Lo que se destinará este año al pago de intereses al FMI más que cuadruplica lo que se gastará en políticas de vacunación o política alimentaria. El peso de la deuda externa sobre el PBI según el Fondo pasó del 27,9 % en 2015 a 59,8 % este año, mientras que el gasto social del Estado previsto por el FMI es 1,5 % más bajo que el previsto en el Presupuesto.

 martes, 16-abril-2019

"Ni un poquito así les vamos a dejar", parece decir Christine Lagarde.


Las consecuencias de la subordinación de la política económica argentina a las directivas del FMI quedaron plasmadas en el último Country Report del organismo multilateral de crédito. Un informe realizado por la Universidad de Avellaneda en base al reporte de Lagarde y los suyos subraya cómo impacta el ajuste fiscal exigido por el FMI: “Para el año próximo se prevé una baja en el gasto de más de $350.000 millones en el Presupuesto, a los fines de dar cumplimiento a las exigencias del Fondo”.

Este año, por cada 100 pesos destinados al pago de intereses al FMI, el Gobierno destinará: 81,5 pesos a Ciencia y técnica; 43 pesos a Agua y alcantarillado; 22,3 pesos a Políticas de vacunación; 22,2 pesos a Política alimentaria; 15,7 pesos a Industria; y 1,6 pesos a Construcción de jardines. Es decir: su sumamos todo lo destinado a agua, vacunas, política de alimentos, industria y jardines recién alcanzamos lo que se le va a pagar al organismo internacional en concepto exclusivamente de intereses.

“Los compromisos externos que se deberán afrontar por el pago de intereses de la deuda también crecerán pronunciadamente a lo largo de los próximos años. En particular, se percibe que la mayor parte de la carga caerá sobre los años 2022 y 2023, en total unos 45.800 millones de dólares”, destaca el informe. El 85 % de los 57 mil millones de dólares que desembolsó –y va a terminar de desembolsar- el FMI, deberá devolverse durante el próximo gobierno.

A partir del brutal proceso de endeudamiento iniciado por este Gobierno, el peso de la deuda externa sobre el PBI creció exponencialmente. En 2015, la deuda era el 27,9 % del PBI, en 2016 ese porcentaje creció a 34,1 %, en 2017 a 36,9 %, en 2018 saltó a 55,8 % y en 2019 volvió a aumentar hasta alcanzar el 59,8 %.