El frío de los nadies

Las bajas temperaturas ponen en riesgo la vida de las personas que viven en situación de calle. Ayer la Municipalidad de Córdoba brindó resguardo a más de 200 personas. Desde algunas organizaciones reparten hasta 400 viandas semanales y reclutan todo tipo de abrigo para aquellxs que deambulan por la ciudad sin un techo donde poder cobijarse.

 Jueves, 17-junio-2021

La Plaza Colón es uno de los tantos lugares donde duermen - expuestos al frío - las personas en situación de calle de la ciudad de Córdoba. Foto: Unidos Aguantando.


El advenimiento de las bajas temperaturas representa un gran peligro para la salud y la vida de las personas en situación de calle, más aun ahora en medio de la pandemia. Según un relevamiento que viene realizando la Defensoría del Pueblo de Córdoba, a partir del año 2018 se registró un incremento progresivo en la cantidad de personas que deambulan por la ciudad sin abrigo y sin un techo bajo el cual poder protegerse.

Ayer, desde la Secretaría de Política Sociales, Inclusión y Convivencia, lograron brindar alojamiento a más de 200 personas en albergues, pensiones y hoteles de la ciudad. Junto a las organizaciones sociales, vienen realizando un trabajo para que puedan re- vincularse con sus familias y afectos y así abandonar la situación de calle.

Casualmente, son los comedores y las asociaciones civiles quienes mayoritariamente asisten a aquellxs que sufren la falta de un plato de comida caliente y de abrigo para combatir el frío. Desde Unidos Aguantando – un grupo de aproximadamente 14 personas – cocinan y reclutan frazadas, colchas y camperas todas las semanas desde hace dos años.

“Todos los lunes y martes a las 18 horas nos reunimos en el bar Wachitas de Nueva Córdoba – nos prestaron el espacio para cocinar y guardar las donaciones – para preparar comida”, cuenta Natalia Díaz Fraccaro. “Repartimos un total de 400 viandas semanales por distintas plazas – San Martín, Colón, Alberdi – y en la zona de la Terminal y la Costanera”, explica en diálogo con Al Revés.

Hasta ayer, habían logrado recaudar una cantidad de dinero que les permitió comprar 20 gorros, 30 pares de guantes y 30 pares de medias. Además, recibieron colchones, mantas y todo tipo de abrigo para niñes, mujeres y hombres gracias a las donaciones. “Durante este último tiempo, vemos cada vez más personas que no tienen donde dormir o un techo donde vivir: mujeres, ancianos y bebés en situación de calle”, lamentó la joven.

Para dar aviso por personas en situación de calle, llamar al 103 y 108.

Para colaborar con Unidos Aguantando, pueden comunicarse a través de sus redes sociales.