El gasoil subió y está a la par de la nafta

YPF y Shell aplicaron un tercer aumento en lo que va de septiembre, de hasta el 2,5%, a los gasoil común y premium. En lo que va del año, los combustibles subieron un 44,86%, el doble de las paritarias, el doble de la inflación hasta el momento.

 martes, 11-septiembre-2018

Las petroleras nunca pierden: desregulación, devaluación, precio del crudo, todo es motivo para subir.


La devaluación. La desregulación que rige desde octubre pasado. Los impuestos. Los precios internacionales. Y ahora el biodiésel. Las petroleras aumentaron el gasoil hasta un 2,5% en sus versiones común y premium porque el gobierno nacional subió un 17% el biodiesel, uno de los componentes de este combustible.

El lunes, la marca Shell aumentó 2% el diésel y V Power Diésel. Ayer se sumó YPF con una suba del 2,5% para el gasoil común y del 2,2% para la Infinia diésel 2,2%. El 90% de los autos que utilizan gasoil, cargan premium, a diferencia de los nafteros, donde está más repartido el uso de nafta súper y mejorada. Otro dato es que la diferencia en precios entre ambos combustibles, gasoil y nafta, que antes era un dato para adquirir un vehículo, se la licuado, sobre todo si se compara con la nafta común. Por ejemplo, antes de este aumento, YPF tenía el diésel premium $35,69, contra los $37,48 de la nafta súper. Con el 2,5% nuevo prácticamente quedaron a la par. De todos modos, el gasoil sigue siendo el combustible utilizado por vehículos de transporte, de cargas y por las industrias.

Para los diésel, es el tercer aumento del mes y el número 12 en lo que va del año: primero se aplicó el aumento a los impuestos a los combustibles, luego el incremento por la devaluación del peso y ahora este, vinculado el biodiesel. En el caso de YPF, la suba total del gasoil ronda el 14% y en las otras compañías (Shell y Axion), supera el 15%. La buena noticia es que las naftas, al menos por efecto de biodiesel, no se retocarán esta vez.

En lo que va del año 2018, los diésel se incrementaron en promedio 44,86%. Desde que se liberaron los precios, en octubre del año pasado, la suba fue del 75%. No se sabe aún a cuánto finalizarán a fin de año, pero muchos especulan que arriba de los 50 pesos el litro.