El gobierno le declara la guerra a la protesta en Aerolíneas

Una denuncia penal contra los pilotos que leyeron un comunicado al final de un vuelo desata una nueva avanzada contra los derechos de los trabajadores de Aerolíneas Argentinas, ahora acusados de "atentar contra la seguridad" de los pasajeros.

 viernes, 26-julio-2019

"Esto termina mal", dijo Pablo Biró, titular de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas sobre el conflicto del sector con el gobierno de Macri.


Demonizar la protesta, poner en crisis los derechos a la huelga y el legítimo reclamo por la defensa de las fuentes de trabajo. El gobierno presentó una denuncia penal contra los pilotos que leyeron un comunicado al finalizar un vuelo de Aerolíneas Argentinas y la crisis en la línea de bandera está tomando la forma de una declaración abierta de guerra contra los pilotos.

Tomás Insausti, titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) presentó ayer una denuncia ante el Juzgado Criminal y Correccional Federal 6 por “atentado contra la seguridad de naves o aeronaves”, para que se investigue si la lectura de un mensaje luego de la finalización de un vuelo representó un riesgo para los pasajeros. En el texto, que suscribió Insausti, se menciona lo sucedido en tres vuelos de Aerolíneas Argentinas del lunes pasado, en el que se leyeron “una serie de comunicados de contenido ajeno a las normas que regulan la actividad en violación a lo establecido en el Manual de Operaciones del Explotador (MOE) y las regulaciones Argentinas de Aviación Civil”, y que el funcionario considera que pudieron poner en peligro al pasaje ya que “puede haber una evacuación de emergencia, con lo que se pone en riesgo a los pasajeros”.

El texto que escucharon los pasajeros se leyó cuando el avión estaba detenido y mientras se realizaba el descenso de la nave. “Habiendo finalizado el vuelo, queremos informarles sobre la situación que enfrentamos los pilotos argentinos. Como resultado de la actual política aerocomercial, hoy tenemos empresas que no pueden pagar salarios, que han suspendido sus operaciones, que reducen las dotaciones de pilotos con despidos encubiertos o que se achican: devolviendo aviones, levantando destinos y cortando frecuencias. Ante esta situación que pone en riesgo miles de fuentes laborales en el país, ratificamos nuestro compromiso de seguir defendiendo la aviación argentina”, leyó el comandante.

Desde la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró anunció que la escalada en la tensión con el gobierno podría “terminar mal”. “Si el Gobierno quiere escalar, el conflicto va a escalar. Esto termina mal. Cuando digo termina mal es porque, al no tener voluntad de diálogo ni de revertir las políticas equivocadas, profundizan los conflictos”, y agregó que, en vez de paros, los pilotos continuarán llamando la atención con “videos en las redes sociales, marchas, proclamas, anuncios a bordo, asambleas informativas de tripulaciones y pilotos”, explicó en una charla con AM 530 y agregó que la gestión de Mauricio Macri protagoniza una “provocación permanente” contra los trabajadores de Aerolíneas.”Extranjerizan la aviación, toman medidas perjudiciales para nuestros puestos laborales y la conectividad de los usuarios”, dijo.