El golpe tiene aval del jefe Trump y la crítica de Alberto

La Casa Blanca difundió un comunicado aplaudiendo el golpe contra Evo Morales. “Preserva la democracia”, indicaron desde el gobierno de Trump. Alberto Fernández dijo que con esta postura Estados Unidos “volvió a las peores épocas”.

 martes, 12-noviembre-2019

Trump, como habitualmente lo hace Estados Unidos, celebró el golpe contra los gobiernos populares.


“La dimisión ayer del presidente boliviano Evo Morales es un momento significativo para la democracia en el Hemisferio Occidental”. Así comienza el comunicado de la Casa Blanca que celebra el golpe de Estado contra Evo Morales y que transparenta el apoyo de la potencia imperialista. Según el gobierno de Trump, Morales intentó “saltar la constitución boliviana” y el golpe “allana el camino para que el pueblo boliviano haga oír su voz”.

“Estados Unidos aplaude al pueblo boliviano por exigir libertad y a los militares bolivianos por cumplir con su juramento no sólo a una persona, sino a la Constitución de Bolivia”, completa el texto lanzado desde Washington. Además, considera que esta maniobra es “una fuerte señala a los regímenes ilegítimos de Venezuela y Nicaragua”.

El texto rebotó fuerte en el continente, y quien salió al cruce fue el presidente electo de nuestro país, Alberto Fernández, quien hoy dijo que “Estados Unidos volvió a las peores épocas de los años ’70 con las intervenciones militares contra gobiernos populares y elegidos democráticamente”. Además, dijo que no comparte lo vertido en el comunicado y que “no hay ningún ejército victorioso”.

“Nadie garantiza la paz en Bolivia”, manifestó Fernández con preocupación, ya que no se respetó lo votado por el pueblo de ese país, y criticó a la OEA: “La auditoría de la OEA es de una endeblez importante y está manipulada en sus resultados”. Aun así, Evo Morales había aceptado repetir la elección, por lo que para el próximo presidente de la Argentina “no se entiende el porqué del golpe”.

Por último, se refirió al debate entre funcionarios sobre si fue o no un golpe de Estado, o con qué figura nombrar lo que sucedió en el país andino. “Es una vergüenza que discutan eso”, lanzó.