El gran cráter

10
diciembre
2021

El gran cráter

A veinte años de la creación de la Reserva Hídrica, Natural y Recreativa Villa Allende, la ordenanza todavía no está reglamentada.

La desprolijidad dio lugar al avance del negocio megaminero y desarrollista que detona cerros, modifica el curso del río y se apropia de enormes territorios.

Una cantera a cargo de la empresa El Gran Ombú ya generó el segundo cráter más grande del país en la zona, afectando una gran porción de la cuenca hídrica y de bosque nativo.

El progreso regresivo

Los anuncios de barrios privados, autovías y rutas son expuestos como un signo del avance en la urbanización de Córdoba.

Casi todas las iniciativas requieren, previamente, de una serie de recursos naturales que son extraídos por la actividad megaminera.

El círculo se cierra perfectamente. La minería detona cerros y, sobre esos cráteres, surgen proyectos inmobiliarios y se trazan caminos.

En Villa Allende, la explotación de una cantera a cargo de la empresa El Gran Ombú está siendo resistida desde hace varios años por las organizaciones ambientalistas y vecines de la zona.

Según detallaron, la firma compró 1100 hectáreas más en donde está comprendida parte de la Reserva Hídrica, Natural y Recreativa.

Además de afectar la cuenca a partir de la cual se abastece la red de consumo domiciliario de agua y destruir el bosque nativo, el proyecto megaminero hizo volar cerros de la zona. 

Allí está el segundo cráter más grande de la Argentina.

Los minerales que se extraen de allí son insumos fundamentales para la construcción. Sirven para fabricar hormigón, asfalto, pavimento, adoquines, cerámicos y mosaicos.

De esa manera, no es de extrañar que sean las mismas compañías mineras las que insistan con el segundo anillo de circunvalación y, al mismo tiempo, las que establezcan contratos con empresas inmobiliarias.

...

Sin reglamentación y sin licencia social

A pesar de que la Reserva Hídrica, Natural y Recreativa Villa Allende fue creada en el año 2002, todavía no ha sido reglamentada.

Cuidar el agua, el bosque y las actividades recreativas que allí se realizan forma parte de la lucha de las organizaciones que defienden los bienes de uso común.

A su vez, el proyecto megaminero que lleva adelante la empresa El Gran Ombú no cuenta con licencia social.

De acuerdo a lo que explicó Joaquín Deon – geógrafo e investigador de Conicet – se está manoseando la idea de responsabilidad social empresaria.

“Dicen que hacen tareas de reforestación. Han plantado especies no autóctonas y solo un parche de algarrobos”

Joaquín Deón, geógrafo e investigador de Conicet.

La situación con la cantera de Villa Allende se enmarca en el accionar de enormes fideicomisos que actúan en consonancia con los Estados.

Los grandes caminos y autovías que planea la Provincia de Córdoba van de la mano de megaemprendimientos que buscan comunicar el territorio con otros países latinoamericanos con los que tienen acuerdos económicos y comerciales.

El problema está centrado en cómo se avanza sobre la vida y los bienes de uso común de la población.

Mientras se busca abrir nuevos caminos, se intenta cerrar otros que no afectan el medio ambiente.

El próximo sábado 18 de diciembre habrá una movilización en Villa Allende para exigir la reglamentación de la Reserva y, al mismo tiempo, defender el territorio sobre el que avanzó el sector privado en connivencia con el Estado.

...

 Temas 

11
agosto
2022

 Temas 

9
agosto
2022