El industricidio sopla su primera velita

El derrumbe industrial ya lleva doce meses consecutivos: la caída de la industria en abril fue de 8,8 %. El rubro Automotores y otros equipos de transporte bajó un 26,1 %, los equipos informáticos, televisión y comunicaciones cayeron un 42,8 % y la industria textil perdió un 16,8 %. El Gobierno insiste en que “es por acá”. ¿Es por acá?

 miércoles, 5-junio-2019

La producción automotriz cayó un 31,8 %, mientras que la venta de 0 km se derrumbó un 56 %.


Un nuevo informe del Índice de producción industrial manufacturero del Indec refleja la caída del 8,8 % en abril en comparación con el mismo mes del 2017. El derrumbe industrial acumula bajas consecutivas durante todos los meses en todo el último año, donde empezó a reflejarse en los números oficiales el industricidio cometido por el modelo económico macrista, que privilegió desde el comienzo la especulación financiera por sobre la producción. En el primer cuatrimestre del año, la caída fue del 10,6 %.

El golpe a la industria coincide en el punto más álgido de la crisis económica, con dos grandes corridas cambiarias en 2018 y una fuerte suba de las tasas de interés (que complican el financiamiento de la producción y benefician a los sectores financieros y a los bancos).

Uno de los rubros que está en el tapete en estos últimos días es el automotriz. En abril, todo el sector -automotores y otros equipos de transporte- sumó una caída de 26,2 %, pero los vehículos automotores en particular sufrieron una baja de 31,8 %. Tras la baja de ventas de 0 km -56 % en mayo-, el Gobierno anunció la implementación del plan “Junio 0km”. Aunque en los medios oficialistas dijeron que los descuentos serán de 50 mil pesos (para autos de hasta 750 mil pesos) a 90 mil pesos (para autos de valor superior), el subsidio aportado por el Gobierno es de 20 mil y 40 mil, respectivamente. El rubro automotriz sufre una crisis profunda y se observa en la comercialización y en la producción.

Además de los autos, la producción de motos cayó un 68,5 %.

Otros rubros golpeados por la crisis de la industria fueron: textiles, prendas de vestir, cuero y calzado (-16,8 %); muebles y otras industrias manufactureras (-21,3 %); y otros equipos, aparatos e instrumentos (-24,2 %). Este último rubro incluye equipos y aparatos de informática, televisión y comunicaciones, y componentes electrónicos, cuya producción se derrumbó un -42,8 %. Además, la maquinaria agrícola tuvo otro mes negro: en abril cayó 41,9 % y en el acumulado de 2019 la contracción fue del 55,9 %.

En el rubro alimentos y bebidas, la baja estuvo liderada nuevamente por las gaseosas, aguas, sodas, cervezas, jugos para diluir, sidras y bebidas espirituosas (-16,7 %). Fiambres y embutidos (-7,4 %) y azúcar, productos de confitería y chocolate (-6,3 %), fueron otros de los sectores alimenticios que cayeron fuerte.