“El macrismo logró lesionar pero no derrotó a la ciencia argentina”

Adrián Paenza dialogó en exclusiva con Cristian Maldonado sobre las incertidumbres, las preguntas y las respuestas que va encontrando durante la cuarentena que está atravesando en su casa en Chicago, Estados Unidos. Mirá el video en esta nota.

 jueves, 14-mayo-2020

Adrián Paenza opinó sobre el presente y el futuro posible después de la pandemia, en una entrevista exclusiva con Cristian Maldonado.


La mirada de Adrián Paenza sobre el escenario particular y universal tiene el atractivo de una conexión inesperada con la incerticumbre. Atento a la duda inclaudicable de la ciencia, el matemático argentino, radicado en Chicago pero con el corazón y el pensamiento siempre atentos a la realidad nacional, dice que no encuentra respuestas definitivas ni siquiera sobre sus propias emociones y sentimientos y que el futuro post pandemia aparece tan lleno de preguntas como el presente. En una charla exclusiva con Cristian Maldonado, Paenza cuenta cómo vive la cuarentena en Estados Unidos y cómo se siente en el encierro.

“Depende del momento, ahora estoy bien, hay momentos en los cuales, depende de la hora, del día, no es uniforme. Estoy en mi casa desde el 10 de marzo. Estuve los primeros 10 días de ese mes en Nueva York, donde voy cada dos meses, y me imagino lo que será hoy. Ya no hablemos de las bibliotecas, las cafeterías, los restorantes, viajar en subte… me imagino este momento y no quisiera estar en ese lugar. Es raro que estaba ahí justamente cuando se estaba incubando, uno de los lugares más calientes de todo lo que está pasado en el mundo, salvo China y Wuhan. Cuando me enteré de que se estaban cerrando las universidades me volví para Chicago y desde entonces me asusté, como nos asustamos todos y durante mucho tiempo decidí no salir ni siquiera a la calle. Tenía miedo de estar infectado y sin saber estar infectando a otras personas. Como no hay posibilidades de testearse, sería bárbaro poder saber si uno está positivo o no. Pero al no saberlo, se puede estar infectado, asintomático y contagiar a los de alrededor. Lo que nos pasa a todos”, dice.

CM: Hemos visto imágenes que llegan de Estados Unidos, de sectores rompe cuarentenas. Aquí estamos conformes, la cosa ha ido bastante bien ¿Ahí hay presión social para que se termine la cuarentena? ¿cómo es la situación?.

AP: Lo que dice Trump es algo no menor. Hay muchas diferencias entre Estados Unidos y Argentina, pero respecto a esto hay una gran diferencia y es que en Argentina Alberto Fernández tomó una medida, que es la de un gran estadista. Haber tomado la decisión de cerrar, como dice Jorge Aliaga, la llave del oleoducto y cerrar cuando no era visible y no estaba claro. Cuando empieza a haber mucha gente en los hospitales, cuando se nota que hay presión de que algo sucede, gente en terapia intensiva, la presión social es para cerrar. Pero Alberto Fernández tomó una decisión antes de que se visibilizara lo que se está viendo hoy, cerrando las fronteras, pidiendo que la gente que llegaba hiciera cuarentena obligatoria por 14 días, una cantidad de medidas que fueron las que permitieron que Argentina se diferenciara de lo que sucede en el resto de Sudamérica, ni hablar de Brasil que tiene un presidente al estilo de lo que pasa en Estados Unidos. La diferencia es que el gobierno argentino tomó una medida federal, que involucra a todas las provincias.

Con respecto al futuro político en Estados Unidos, Paenza se inclina a poner en duda la posible reelección de Donald Trump en base al nuevo escenario de crisis, desempleo e inestabilidad financiera que provocó el coronavirus. “A mí me produce sorpresa de que él pueda ser presidente. Estados Unidos tiene mucha gente que piensa como él y que son mucho más capaces para ocupar la presidencia. No hace falta ser como Trump, que parece un troglodita, no parece una persona normal, aún pensando lo que piensa, siendo racista, misógino, todo lo que es. Pero él se juega las elecciones dentro de seis meses y siempre hizo hincapié en lo que le dio a la economía. Y es cierto, la economía floreció durante los tres años y pico que lleva como presidente, y se le escapó todo en menos de un mes. Está dessesperado. Entonces cualquier cosa que atente contra eso, lo ve como una posibilidad de perder las elecciones”, dice Paenza y señala los casos de los estados donde se aplicaron medidas muy diferentes para la cuarentena. “Lo que no entiendo es por qué, hay como una diferenciación política. En Argentina se entendió claramente, lo entendió Rodríguez Larreta, él no puede aislarse y hacer una cuestión política en este momento, Morirse se van a morir todos, el virus no te pide credenciales políticas, no importa cuánto hay en la cuenta bancaria. Como no hay vacuna ni tratamiento, la manera de protegernos es la cuarentena”.

Con respecto a lo que espera que puede pasar en el futuro cercano, el matemático pone en duda incluso lo que pensaba hasta hace un rato. “Esto que está pasando lo vivo como si estuviéramos en gerundio, como que las cosas están pasando todo el tiempo. y lo que pienso ahora no lo pensaba antes. Ayer tenía una charla con Jorge Aliaga y Alberto Kornblihtt, y les decía qué es lo que creían hace un mes que se ve disputado por lo que pensamos ahora. Yo creía que las personas que habían tenido el virus y lo habían superado, como pasa con la varicela y el sarampión, uno quedaba inmunizado, y no es cierto con seguridad, quizá en algunos casos. En forma genérica no lo es. Las personas que tuvieron el virus tampoco generan anticuerpos con seguridad para esta cepa. Conozco una persona muy cercana que tuvo el virus, se recuperó, quiso donar sangre para donar los anticuerpos y no se los encontraron. Entonces no tiene la cantidad suficiente para protegerse ante la enfermedad. O sea, ¡qué poco sabemos!”, dice, y agrega que luego de que pase la pandemia, es muy poco probable que el mundo vuelva a ser lo que era. “Estados Unidos es estar viendo lo que la Argentina va a vivir en el futuro, aunque sea por una cuestión geográfica del cambio de la estación. Argentina está yendo hacia el invierno, que aquí se termina. Si no hay vacuna, si no hay tratamiento, no me imagino viajando a la Argentina y metiéndome en un avión 14 horas. Tampoco me imagino yendo a un restorán, o a la cancha. Hay un montón de cosas que no se van a poder hacer. Tampoco sabemos cómo va a ser la sociedad”, agrega.

En cuanto al protagonismo que ganó la ciencia, relegada durante décadas en los programas políticos neoliberales, Paenza reconoce un íntimo sabor a revancha en medio de la tragedia. “Me parece curioso y me alegra que en la Argentina, donde venimos de cuatro años de un gobierno que la ninguneó, que no tuvo ministerio de salud ni de ciencia, y hoy el mundo no va en busca de la religión, no importa cuál, no le estamos pidiendo a dios sino a la ciencia. El macrismo logró lesionar pero no derrotó a la ciencia argentina. Lo que pasa en el país con la calidad de los científicos argentinos es un orgullo. Lo vivo acá donde se busca a los matemáticos argentinos por la formación que tienen. Miren lo que se hace en el instituto Malbrán, mi respeto para los trabajadores de la ciencia, cuando se sienta Salvarezza, representa a toda la comunidad de la ciencia. Argentina se convirtió en el octavo país del mundo que está en condiciones de producir los kits, eso es independencia, eso es soberanía. Lamentablemente hubo que llegar a este punto para ver que la ciencia es una necesidad, y que evitamos muertes porque estamos en condiciones de producir nosotros las máquinas que en otras partes no te las venden si las necesitan ellos”.

Mirá la entrevista completa de Adrián Paenza con Cristian Maldonado para Alrevés.