“El Malbrán tiene un equipo de gente increíble, para sacarse el sombrero”

Pascual Fidelio, director del ANLIS Malbrán, explicó la importancia del descubrimiento del genoma completo de las cepas de Covid-19 que circulan en Argentina y destacó el trabajo y la vocación de los científicos argentinos del instituto.

 miércoles, 8-abril-2020

Fidelio Pascual, titular del ANLIS Malbrán, se refirió al descubrimiento de los genomas completos de las cepas de coronavirus que circulan en Argentina.


La Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) Dr. Carlos Malbrán descifró las secuencias de los primeros tres genomas del SARS COV-2 o Covid-19, que son los que están circulando actualmente en el país, y el descubrimiento ubica al país entre los primeros en inscribir sus propias cepas en la plataforma Global Initiative on Sharing All Influenza Data (GISAD), que lo aprobó inmediatamente.

En una entrevista con Nada del Otro Mundo, su director, Pascual Fidelio, destacó el trabajo de los investigadores del instituto y lo definió como “un equipo de gente increíble, una vocación, esmero, compromiso, capacidad científica y técnica, que es para sacarse el sombrero”.

Según el bioquímico cordobés, el descubrimiento del primer genoma completo del coronavirus se realizó en China, y luego de la propagación internacional del virus se comenzó a secuenciar en todos los países donde fue apareciendo para conocer su estructura y detectar los cambios que fue experimentando en el tiempo y los territorios. “Muchos países ya han detectado los genomas de los virus que circulan en su territorio y Argentina hizo lo propio. Se secuenciaron tres cepas virales de tres pacientes y al lograr esa intimidad genética, se envió a una base de datos mundial, donde se archivan todos los datos genéticos de los virus de influenza, que es de la familia de los coronavirus, y cuando se los encuentra distintos se los suma a la base de datos mundial para establecer algunas condiciones: de dónde viene el virus, de qué región llegó. Lo que se encontró aquí es que el virus de uno de los pacientes venía de Estados Unidos, otra cepa venía de Asia y otra de Europa. Esto se envía a una base de datos global y ellos aprueban si el trabajo que se realizó es correcto”, dice Fidelio.

Luego de la descentralización de los testeos de coronavirus, que en un principio se realizaban únicamente en el Malbrán y ahora se pueden elaborar en 106 laboratorios de todo el país, el trabajo de clasificación de información sobre cada uno de los casos sigue documentándose en el instituto. “Los testeos se realizan sobre las muestras de los casos que se van presentando. No se testea más porque no hay casos sospechosos. Es lo que hay, no se trata de falta de reactivos ni de equipos ni recursos humanos, lo que no hay tanto son casos sospechosos”, explica.

Con respecto al avance de la curva de contagios en el país, Fidelio estima que la curva está manteniendo “una figura que crece muy lentamente en el número de positivos”. “Se muestrea cada vez más y el número de positivos muestra datos alentadores. Los datos me sorprenden, porque en los tres escenarios que fueron presentados por la Nación, estamos por debajo del escenario optimista, lo que no implica que nos relajemos, pero en mi opinión lo que se está haciendo es lo correcto. Habrá que esperar y ser paciente a ver cómo evoluciona”, asegura.

Luego del anuncio de la secuenciación del coronavirus, el presidente Alberto Fernández visitó el ANLIS Malbrán y se convirtió en el primer presidente en hacerlo. “Escuchó muy atentamente las explicaciones de las cepas virales, los genomas, la descentralización, fue una escucha muy activa, muy focalizada. El presidente es una persona muy curiosa y atenta a lo que le explicás, hace preguntas concisas, claras, bien focalizadas. Escuchó mucho y eso llena de tranquilidad, porque con lo que se les explica ellos toman decisiones. Está muy contento con la descentralización y que las provincias puedan hacer sus tests. Destacó mucho el trabajo silencioso y ‘la sana terquedad de los científicos, que a pesar de las condiciones y los sueldos magros, siguen adelante y cuando las cosas van mal, siempre podemos recurrir a ustedes’ les dijo. La gente estaba muy contenta”.