El mejor amigo de los últimos 11.000 millones de pesos

La empresa energética Central Puerto S.A., propiedad de Nicolás Caputo, el amigo del alma del presidente, obtuvo ganancias por 10.914 millones de pesos en el primer semestre de 2018, un 976 % más que durante el mismo período del año pasado. Cifras pornográficas de los ganadores del modelo macrista.

 miércoles, 5-septiembre-2018

Nicky, mi buen amigo: Caputo, al igual que los otros zares de la energía, obtuvieron ganancias incalculables en estos dos años y medio.


Los zares de la energía son, sin lugar a dudas, los grandes ganadores del país que construyó Mauricio Macri y su gobierno. Central Puerto S.A., el sello del amigo del alma del presidente, Nicolás Caputo, obtuvo según un informe de Oetec una ganancia de 10.914 millones de pesos sólo en los primeros seis meses de 2018. Sólo durante el primer trimestre fueron 7.501 millones de pesos. Todo gracias a los impiadosos tarifazos, el garrote con el que este gobierno golpea el poder adquisitivo del pueblo argentino.

La comparación con los números del año anterior hace que todo sea aún más burdo, casi rozando lo bizarro. Durante 2017, las ganancias de Caputo se duplicaron respecto a 2016 y treparon a 3.500 millones de pesos. Pero este año se dispararon: sólo en los primeros tres meses ya se había más que duplicado todo lo ganado en 2017. Eso le permitió repartir dividendos entre sus accionistas por 202 millones de pesos. Las ganancias saltaron de 1.014 millones en el primer semestre de 2017 a 10.914 millones entre enero y junio de este año.

Es un desproporcionado aumento del 976 %. En los doce meses que pasaron entre junio de un año y junio del otro, la inflación fue de 29,5 %. Con esos porcentajes, el incremento de la ganancia real quitando la variable inflacionaria fue de 731 %.

El 27 de abril de este año, Central Puerto S.A. repartió a sus accionistas la friolera de 646 millones de pesos por actividades de operación y 1.059 millones originados en actividades de inversión. En las explicaciones de cómo se originaron las ganancias, Central Puerto omitió incluir los tarifazos aunque sí admitió haberse beneficiado con la devaluación. “Resultado por diferencias de cambio netas, generado principalmente por la actualización de los créditos de CVO”, dice uno de los tres puntos sobre los que se basó la ganancia. Es decir: créditos en dólares que generaron beneficio con el desplome del peso.

Una vez más, queda claro que estos empresarios, todos muy cercanos al presidente, fueron a lo largo de esta gestión medalla de oro en saqueo. Caputo, como Mindlin o Pagano, siguen sumiendo a los argentinos en la pobreza y, a cambio, se la están llevando toda.