El Montecito asegura su resistencia 90 días más

En la jornada de ayer se llevó a cabo una audiencia judicial entre todas las partes y el juez decidió implementar una medida de no innovar válida por 90 días. Es por la falta de información sobre cuestiones sensibles al proyecto. Ahora, las partes deberán cruzar posiciones hasta llegar a un consenso o el amparo podría extenderse.

 jueves, 28-febrero-2019

Los vecinos luchan hace ya tiempo contra un proyecto que amenaza el bosque nativo.


Es uno de los proyectos inmobiliarios más ambiciosos de Sierras Chicas y pone en peligro de depredación 70 hectáreas de bosque nativo. El Montecito se convirtió en un ejemplo de participación y resistencia por parte de las organizaciones ambientales, que ayer tuvieron una buena noticia: la Justicia aplicó una medida para que durante 90 días no se pueda avanzar sobre el predio, a partir de un amparo presentado por el equipo legal de la Asamblea por el Monte de Unquillo.

“Nos encontramos con una total negativa a escucharnos por parte del municipio y de la Provincia”, comentó Rocío Loza Serra, abogada de la Asamblea, al explicar por qué se llegó a esta instancia judicial. El 21 de diciembre la Provincia dictó la resolución que otorgaba la licencia ambiental y, aunque no estaba lista la factibilidad definitiva emitida por la Municipalidad, existía el riesgo de que se apruebe y se avance sobre el predio. Tras la presentación del amparo, el juez Leonardo Massimino convocó a una audiencia entre las partes, que fue la que se realizó ayer.

En la audiencia, hubo representantes de las partes demandadas. Por la Provincia, acudieron funcionarios de la Secretaría de Ambiente, del Ministerio de Servicios Públicos y de la Procuración, a los que se sumaron funcionarios municipales, enviados de la desarrollista y los miembros de la Asamblea. Luego de que cada parte expusiera sus argumentos, se llegó a un acuerdo por el cual las partes demandadas se comprometen a no innovar por 90 días.

“No pueden modificar nada del estado de situación fáctico del predio, no pueden tocar ni un árbol, ni una hoja. Tampoco pueden modificar el estado administrativo”, indicó Loza. El juez entendió que las partes demandadas no habían provisto la información suficiente sobre cuestiones sensibles de la causa, por lo que los comprometió a “ser más amplios y solícitos con la información que solicitemos”, según dijo la abogada.

Tras este proceso de tres meses, el juez evaluará si se llegó a un acuerdo y si se hizo un correcto intercambio de información o si, por el contrario, alguna de las partes manifiesta falta de voluntad de diálogo. Si eso ocurre, el proceso al abrigo del amparo podría extenderse.