EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

“El peronismo es una invitación al suspenso”

Pedro Saborido trazó un análisis político con su peculiar mirada. “El peronismo tiene la capacidad de ser indiscreto, tanto en sus fallos como en sus éxitos”, dijo. Además, definió lo que se llama ‘la grieta’: “Unos quieren vivir en un país en serio y los otros también, pero no nos ponemos de acuerdo en cuál es ese país en serio. Si incluye gente o no”.

 Viernes, 8-febrero-2019

"Una historia del peronismo", el libro de Pedro Saborido, reventó en las librerías. El momento político también le dio un impulso.


El guionista y escritor Pedro Saborido acaba de editar un libro –desopilante, por cierto- titulado “Una historia del peronismo”, que parece haber tenido un timing justo para hacer su aparición. ¿Qué es el peronismo? ¿Quiénes son los verdaderos peronistas? Son preguntas de rabiosa actualidad en la Argentina.“El peronismo es un lugar donde no pueden marcarse las contradicciones, porque está hecho de contradicciones. Son las que le han permitido sobrevivir y ser gobierno”, sostuvo Saborido.

“El otro día un periodista me decía: ‘Pero hay gente de derecha y gente de izquierda (dentro del peronismo)’. Bueno… ¡peor sería que fueran todos de derecha! Y aparte, si fueran todos de izquierda ¿qué garantías tengo? Decime qué cantidad de escuelas hicieron los izquierdistas en Argentina. La izquierda no ha sido gobierno y el peronismo sí, y le ha transformado la vida a la gente”, reflexionó.

Para Saborido, lo que caracteriza al peronismo es que “tiene una capacidad para ser indiscreto, tanto en sus fallas como en sus éxitos”. “Es como el gordo que se tira el pedo. Cuando no se lo tira, también lo señalan. Perdón si la imagen fue muy violenta. Lo señalan como el centro de todos los males”, aseguró el escritor.



Además, en la vereda opuesta se esconde la gran ambición argentina de parecerse a otros. “Hay un montón de sectores que, en la ilusión de armar una Europa en América del Sur, luego un Miami –ya que el objeto de adoración ha cambiado-, encuentran en el fracaso de no poder hacerlo al peronismo como el artífice del mismo. Es el peronismo el que no nos deja ser la Europa que queremos ser, y que fuimos en algún momento”, explicó Saborido. “Hay una demanda constante entre un país que se divide. No digo que haya un sector mejor que el otro, pero hay un sector que medianamente trata de hacerse cargo de que está acá y otro sector que demanda lo que no fuimos”, completó.

En esa dirección, Saborido se enfocó en la importancia de ser soberanos, ya que todos esos países –a los que algunos argentinos y argentinas consideran el modelo- la respetan. “La idea de que integrarse al mundo es entrar a ser un país de servicios e ir para donde nos marcan, es la contradicción que no pueden resolver. ¿Querés ser un país serio como Estados Unidos? Tené un ejército fuerte, y tené colonias. La mayoría de los países a los que estos sectores quieren parecerse, son países que son soberanos, cosa que es lo primero que niegan acá”, sostuvo el guionista.

La grieta

“Unos quieren vivir en un país en serio y los otros también, pero no nos ponemos de acuerdo en cuál es. Si incluye gente o no. Unos quieren meterla adentro y otros piensan que para vivir en un país en serio hay que matarla”, lanzó.

La unidad peronista en 2019

Una de las grandes incógnitas es si los distintos sectores de este movimiento tan diverso podrán unirse. Saborido dijo que espera que lo que está pasando sea que “los distintos sectores se están subiendo el precio para luego negociar la unidad” y que “como decía Perón: no se están peleando, se están reproduciendo”. “Ahora: ¡Loco, qué suspenso! El peronismo es una invitación al suspenso, la aventura de no saber qué es lo que va a ocurrir”, remató entre risas.