“El poder adquisitivo de los salarios del Conicet cayó un 35 %”

La investigadora Silvina Brussino repasó el escenario del organismo de investigaciones científicas, que hoy motivó una serie de 'cabildos abiertos' de protesta en todo el país. Salarios derrumbados, deudas por subsidios y designaciones pendientes, entre otros reclamos. El Gobierno prometió solucionar las cuestiones más urgentes.

 miércoles, 22-mayo-2019

El cabildo abierto de los científicos cordobeses se llevó a cabo en Ciudad Universitaria.


En la semana de mayo, la comunidad científica de todo el país protesta hoy con ‘cabildos abiertos’ por la situación que atraviesa el Conicet. Tras la aparición de Marina Simian en un programa de concursos televisivos -donde ganó 500 mil pesos para destinar a investigación-, los reclamos de los investigadores se pusieron sobre la mesa, aunque el Gobierno todavía no dio respuestas efectivas a todos los reclamos.

Una de las preocupaciones es la desregulación del directorio del Conicet. Los doctores Mario Pecheny y Alberto Kornblihtt fueron electos hace más de un año y todavía no fueron designados. Eso motivó, por ejemplo, la renuncia de la socióloga Dora Barrancos, que debía ser reemplazada por Pecheny. El Gobierno prometió ayer que hoy firmará las designaciones, cosa que todavía, en horas del mediodía, no ocurrió.

Silvina Brussino, investigadora y directora de la Unidad Ejecutora Conicet-UNC, dijo que las unidades ejecutoras tienen problemas financieros para el funcionamiento básico -“luz, agua, gas, teléfono, internet, condiciones mínimas”, enumeró Brussino- y deudas por subsidios que datan de dos años atrás. “Los subsidios son necesarios para desarrollar las investigaciones y deberían actualizarse por inflación. Con la inflación de los últimos dos años, que es la mora promedio, los números no cubren las necesidades de los investigadores”, señaló la investigadora.

Brussino dio números impactantes de cómo fue el desarrollo salarial dentro del organismo: “Los salarios de los becarios e investigadores perdió un 35 % de poder adquisitivo, es el peor salario de toda la región latinoamericana, y no ha sido actualizado”. Por otra parte, la investigadora señaló que “está paralizado el desarrollo de infraestructura, no sólo de infraestructura nueva sino el mantenimiento de infraestructura existente”.



Un esbozo de respuesta que no alcanza

Anoche, a última hora, el Gobierno comunicó que hoy no sólo va a firmar las designaciones de Pecheny y Kornblihtt sino que va a destinar una asignación de mil millones de pesos extra para las unidades ejecutoras, además de adelantar el pago de deudas de algunos subsidios. “Son noticias buenas, pero no resuelven para nada la situación que tenemos”, expresó Brussino.