“El populismo es muy tentador”

Macri habló ante los empresarios en el cierre del Coloquio de IDEA. Hubo palito para Elisa Carrió y fuertes críticas a Moyano. Dijo que los exportadores hicieron “un aporte patriótico con los 4 pesos” (del nuevo impuesto) y que el empleo privado permite que los “argentinos con talento” no terminen en el empleo público “siendo ñoquis”.

 viernes, 19-octubre-2018

Macri estuvo 'entre los suyos'. Se lo vio cómodo entre los CEOs.


En un foro amigable, el presidente Macri estuvo a sus anchas. En el cierre del Coloquio de IDEA estaban los empresarios de las principales firmas del país. Entre los suyos, Macri hizo un acting de preocupación y reiteró que estos meses “fueron los más duros excepto los del secuestro”. En ese sentido, se puso en pose de empatía con aquellos que sufren la crisis que su gobierno generó: “La angustia de todos es mi angustia”.

Cuando los dos conductores le tiraron una ‘pregunta’ respecto al populismo, Macri lanzó una llamativa comparación: “Es muy tentador el populismo. Es como hacer cosas y que no tengan consecuencia. Es como esa fiesta inolvidable en la que te agarrás una borrachera y al día siguiente tenés un dolor de cabeza que se te parte”.

En ese contexto, sostuvo que la importancia de crear empleo privado radica en que eso permite que “los argentinos con talento” no terminen “siendo ñoquis” en el empleo público. Minutos después, les agradeció a los empresarios exportadores “el aporte patriótico que hicieron con los 4 pesos”, en referencia a las nuevas retenciones a la exportación. Dos definiciones ideológicas contrastantes para entender la forma de pensar del presidente.

También apuntó contra Moyano: “Necesitamos una logística mucho más eficiente. No podemos tener métodos mafiosos en todo el sistema logístico”. Además, habló de los “kiosquitos” que el gobierno anterior les entregaba a los amigos de Moyano. El mismo camionero que prácticamente hizo campaña por él en 2015. Y envió un mensaje a los otros gremios, pidiendo que “nos sentemos y hagamos cosas inteligentes”, en un tiro por elevación al movimiento obrero, que en pos de defender sus derechos convocó a un nuevo paro en noviembre. Para el presidente, eso no es inteligente.

“No puede haber habido un presidente tan preocupado por la generación de empleo como yo. Ninguno en la historia más que yo”, completó.

Hubo una referencia a la pirotecnia con forma de disputas internas, cuando le consultaron por qué cuesta tanto la construcción colectiva en Argentina y le pusieron como ejemplo lo que sucede en Cambiemos con Elisa Carrió. Macri sonrió socarronamente y soltó: “Algunas cosas las puedo explicar, otras no”.

El presidente se refirió al Presupuesto 2019 y dijo que confía en que se va a aprobar. Pidió tener presupuestos equilibrados como Italia o España. “¿Cómo puede ser que no podamos ser igual de inteligentes que los italianos y los españoles si venimos de ellos?”, fue la extraña reflexión. Por último, pareció obviar las infinitas referencias que él y sus funcionarios hicieron a “la pesada herencia” y dijo: “Aprendimos mucho en estos dos años y medio. Nos golpeamos fuerte otra vez, pero en vez de echarle la culpa al mundo, al de al lado, patalear como nenes caprichosos, dijimos ‘llegó la hora’”. Aún no sabemos la hora de qué.