El porro calificado

La mirada clasista de María Eugenia Vidal respecto del consumo de marihuana en los sectores populares es de larga data. Cuando era gobernadora de Buenos Aires, dijo que entendía la libertad que tenían algunas personas de “algún nivel socioeconómico distinto” de fumarse un porro, mientras restringía esa posibilidad a los pibes pobres.

 Miércoles, 1-septiembre-2021

El consumo de marihuana de los sectores populares fue y es estigmatizado por distintos políticos conservadores y derechistas. Foto: Manuel Cortina.


Cambió de distrito, pero no de estigmatización. María Eugenia Vidal, la flamante precandidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio por la CABA, volvió a discriminar y subestimar a los sectores populares tal como hacía cuando ocupaba el cargo de gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

Durante una entrevista a Caja Negra, se refirió al consumo de marihuana con una mirada clasista. “Una cosa es fumarte un porro en Palermo un sábado a la noche con amigos, relajado, o con tu pareja, o solo, y otra cosa es vivir en la 21-24, en Zabaleta, en la 1-11-14, rodeado de narcos y que te ofrezcan un porro”, declaró.



Dicha habilitación a “poder o no fumar un porro” de acuerdo al barrio o sector socioeconómico ya había sido manifestada en otras ocasiones. “Yo entiendo que pueda haber sectores que tengan libertad de decidir fumarse un porro en algún nivel socioeconómico distinto. Ahora, cuando yo voy a los barrios más pobres de la provincia, el mensaje tiene que ser uno solo porque la marihuana es una droga de inicio”, remarcó en el año 2019 durante una entrevista a A24.

El mensaje único para los pibes más humildes es una propuesta recurrente: en el año 2017, en el programa de Mirtha Legrand, repitió la misma idea cuando le consultaron sobre el tema. Hoy intentó aclarar sus expresiones y aseguró que está en contra de la despenalización. “Vos decís que estás en contra, pero en la frase que generó tanto ruido admitís que una cosa es un fumarse un porro…”, cuestionó el conductor Facundo Pastor cuando fue interrumpido por Mariú. “Creo que la Argentina no está lista”, sentenció buscando cerrar el debate.



Lo cierto es que la postura clasista de la ex vicejefa de Gobierno de CABA coincide con la persecución que sufren los consumidores de marihuana por parte de las fuerzas de seguridad porteñas. Ayer, Fernando Soriano, autor de “Marihuana, la historia”, brindó datos al respecto: las detenciones por tenencia para consumo aumentaron un 500% entre 2019/2020 con relación al año 2018. “Uno de cada cuatro consumidores fue demorado/detenido en la zona de Retiro y la Villa 31”, señaló.

Así, mientras el sesgo de clase nubla la vista de políticos y policías, el país avanza en la discusión en torno al consumo y producción de cannabis. Casualmente, ayer se llevó a cabo el Primer Congreso Internacional Cannabis y Desarrollo Productivo organizado por la cartera que comanda el ministro Matías Kulfas. “Más del 60% de la población argentina está pidiendo un debate respecto de la regulación del cannabis y de la despenalización del consumo adulto”, afirmó Pablo Fazio, presidente de la Cámara Argentina del Cannabis.

Con relación a las declaraciones de María Eugenia Vidal, opinó que “tiene una mirada equivocada y retrógrada”. “Es una mirada muy clasista, como si determinados sectores tuvieran un problema de entendimiento, no comparto para nada esa mirada”, concluyó.

Aquí una parodia que se “adelantó” a los dichos de la precandidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio: