El riesgo es el Plan M

La importante suba del Riesgo País y el dólar de ayer miércoles tiene explicaciones políticas en un año decisivo para el futuro inmediato de la Argentina. A la presión del empresariado local para que Macri no vaya por la reelección, se sumó la de los grandes jugadores financieros internacionales para que sea Vidal la candidata de Cambiemos.

 jueves, 25-abril-2019


Lo que no quiere aceptar Macri es que ya nadie confía en él para desactivar la bomba que activó su gobierno. Por eso el desplome de las acciones argentinas, que se trasladó en una disparada del Riesgo País y el dólar en una jornada de muchísima incertidumbre.

Y aunque es claro que el empresariado argentino más concentrado no le simpatiza una posible vuelta de CFK -aunque se cansaron de ganar dinero con el kichnerismo-, las señales que envían a través de medios afines es que quieren a Vidal compitiendo por la presidencia y no a Mauricio.

“Este derrumbe de las cotizaciones de acciones y paridades de los bonos no tiene su origen en el riesgo CFK, sino en el riesgo M, en función de la acelerada de competitividad política de Macri frente a cualquier candidato de la oposición, no sólo ante Cristina”, escribió el economista Alfredo Zaiat.

Para el columnista de Página/12, los grupos más concentrados de la econnomía quieren a Vidal compitiendo por la presidencia. Hace dos días, Funes de Rioja, uno de los empresarios del Grupo de los 6, el famoso “círculo rojo”, le transmitió en forma personal a la gobernadora de Buenos Aires que el establishment económico argentino estaba a su disposición: “Lo que usted nos diga sobre su desafío, será el nuestro”.

Los indicadores que manejan las grandes calificadores de riesgo como herramienta de presión política, tienen efecto en la economía local, y Macri lo sintió en carne propia ayer. “La importante suba del riesgo país de ayer hace pensar que las presiones estuvieron encabezadas por los grandes jugadores (fondos de afuera que abandonan el país asustados por la caída de los bonos) pero el aliento que provocaron a los minoristas que se asustan ante la portada de los diarios también tiene un efecto negativo”, explicó el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman.

Por eso operadores de la City porteña destacaron que bancos, empresas e inversores dieron la orden de comprar dólares durante todo el día.
Para Emanuel Álvarez Agis, el culpable de la desconfianza internacional es Macri, y asegura que “lo peor no pasó”.

“El mercado ve al gobierno entre desesperado y desorientado y el FMI no nos va a prestar ni un dólar y obviamente va a estar cerrado”, detalló a radio La Patriada. “Cuando se acerque la campaña electoral, la presión cambiaria será mayor y el Central no va a poder controlar el dólar”.