El riesgo país no cree en geveintes

Desde el ajuste a la represión, pasando por el acuerdo con el FMI y las fotos del G20, el gobierno de Macri hizo todos los deberes. A diez días del encuentro de los más poderosos, el riesgo país volvió a ubicarse en zona roja, lo que marca la desconfianza de "los mercados" en la deuda argentina. La financiación, cada vez más cara.

 martes, 11-diciembre-2018

Donald Trump fue tratado como el invitado central de la fiesta de Macri. Pero los mercados no creen en fotos.


A diez días del G20 de Buenos Aires, cuando un Macri eufórico resaltó el supuesto recupero del lugar de Argentina en el mundo, el riesgo país llegó a 752 puntos, el cuarto más alto de la era Cambiemos. El cuasi récord se dio justo el día en que Macri cumplió tres años en el poder y pese a que el PRO y sus aliados hicieron todos los deberes solicitados: desde el ajuste a la represión.

Desde que asumió Macri, en diciembre de 2015, el riesgo país se incrementó un 63%, en línea con todos los malos indicadores de la economía nacional y con el nivel de deuda pública tomada por este gobierno.

Ese índice del que durante años Argentina se olvidó no se disparaba desde la última corrida cambiaria de fines de agosto. El riesgo país mide la confianza de los mercados internacionales en la economia y el estado argentino y determina el costo de la financiación a la que acceda el Gobierno. Hay que aclarar que lo elabora el nada inocente fondo de inversión JP Morgan.

Los observadores del mercado consideran que la suba de 22 puntos respecto del viernes tiene que ver con el llamado a indagatoria de Franco y Giangranco Macri, el padre y el hermano del presidente, en el marco de la investigación del juez Claudio Bonadio por presunto pago de coimas en la obra pública durante el gobierno anterior.

Pero más allá de la cuestión judicial, está la cuestión de la deuda pública argentina que es la que más paga en la región, y las dudas sobre la estabilidad financiera. A eso se suma la supuesta incertidumbre que genera en los mercados el no saber si Cambiemos continuará en el poder o no tras las elecciones de 2019.

La deuda argentina hace más de seis meses que registra un rendimiento que triplica al de la región. Brasil, Uruguay, Perú y Chile pagan en promedio 2 puntos porcentuales más que Estados Unidos por la emisión de nuevos bonos soberanos. Argentina paga más de 7 puntos.

Argentina, para los mercados que Cambiemos idolatra, es parte de la terna de los países menos confiables de la región, junto a Venezuela y Ecuador. Y contra eso no hay G20 que actúe de antídoto.