El señor tanqueta

Ante al favoritismo de Lula da Silva en las encuestas, Jair “gripezinha” Bolsonaro participó de un desfile de tanques y vehículos militares cerca del Congreso, como una forma de ejercer presión sobre los legisladores para que aprueben una modificación en el sistema de votación frente a su temprano anticipo de “fraude electoral”. Pero la Cámara de Diputados rechazó su proyecto.

 miércoles, 11-agosto-2021

Jair Bolsonaro se resiste a perder las próximas elecciones presidenciales y presiona con las fuerzas militares al Congreso.


Que su país haya sido descripto como una “cámara de gas a cielo abierto” producto del negacionismo con que gestionó la pandemia, no representa ningún freno al comportamiento cada vez más desopilante y provocador del presidente Jair Bolsonaro.

Las más de 560 mil muertes por covid, las denuncias por corrupción en la adquisición de vacunas que enfrenta su gobierno, los 100 pedidos de juicio político y la denuncia por “genocidio” en la Corte Penal Internacional de la Haya ubican al ultraderechista en el segundo lugar de las encuestas para las elecciones presidenciales del próximo año. ¿El favorito? Lula da Silva, ex mandatario y líder del PT.

Frente a un escenario que prevé desfavorable, el ex capitán del Ejército desplegó estrategias “trumpistas”. En lo que podría leerse como una clara demostración de fuerza bruta, Jair Bolsonaro participó de un desfile de tanques y vehículos militares en Brasilia, que rodeó los principales órganos de poder político: la Casa de Gobierno, el Supremo Tribunal Federal y el Congreso.

Casualmente, en la Cámara de Diputados residía una enmienda – enviada por el mandatario – que buscaba modificar el sistema de votación ante las tempranas denuncias por “fraude electoral” con las que pretende defenderse de una posible derrota frente a Lula Da Silva. La presión que intentó ejercer militarmente no funcionó: hoy los legisladores rechazaron el proyecto.

“Cuando el actual presidente dice que no aceptará el resultado, que si es voto electrónico no confía, que quiere voto en papel, lo que está intentando preparar es lo que Trump preparó en EEUU; quiere intentar preparar una confusión, y nosotros no vamos a aceptar confusión”, expresó Lula da Silva en una entrevista.

Por otro lado, el pueblo brasilero continúa movilizándose y reclamando por los derechos que han visto vulnerados durante este tiempo. Hoy Integrantes de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE) de Brasil y de otras organizaciones juveniles salieron a las calles para pedir por una educación pública de calidad, la ampliación de la asistencia económica para los trabajadores informales, desempleados y sectores más humildes, y la intensificación de la vacunación. Además, exigieron la dimisión del presidente Jair Bolsonaro.