“El sistema judicial ha sido secuestrado por intereses privados”

Para el fiscal federal Federico Delgado, la Corte Suprema de Justicia tomó una decisión política al recurrir a un mecanismo excepcional como el per saltum. Además, remarcó que la obligación de que la designación de los jueces pase por el Senado representa una garantía para los ciudadanos y aseguró que nuestras instituciones han sido expropiadas de las grandes mayorías.

 miércoles, 30-septiembre-2020

Para el autor de "República de la impunidad", el per saltum de la Corte Suprema forma parte de una decisión política, en un sistema judicial que, muchas veces, responde a intereses privados y y que ha sido alejado de las grandes mayorías.


Ayer la Corte Suprema de Justicia de la Nación hizo lugar al reclamo de los tres jueces que fueron trasladados por decreto durante la gestión de Mauricio Macri y que ahora debían regresar a sus cargos de origen. Para el fiscal federal Federico Delgado, la decisión que tomaron los integrantes del Máximo Tribunal contiene, estrictamente, un carácter político porque recurrieron a un mecanismo excepcional como el per saltum. “Es el resultado de una institucionalidad que está siempre atada con alambre”, evaluó.

En diálogo con Nada del Otro Mundo, el funcionario judicial valoró la arquitectura legal del país, pero también recordó que existe un montón de legislación extraordinaria que permite echar mano a la “emergencia”, basándose en la discrecionalidad y voluntad de quien ejerza el poder en ese momento. “La obligación de que los jueces pasen por el Senado no es a favor o en contra de los jueces, sino en garantía de los ciudadanos porque es la mediación institucional que trata de evitar que el presidente de turno se tiente y ponga amigos como jueces”, explicó en referencia a lo sucedido durante el gobierno de Cambiemos.

Con relación a las acusaciones de la oposición política que intentan vincular el rechazo del traslado de los jueces aprobado en el Congreso con una supuesta “impunidad” de la actual vicepresidenta Cristina Fernández, el letrado descartó esa idea porque que sería “reducir un problema mucho más complejo” y habló de la necesidad de ser prudentes, sobre todo aquellos que tienen responsabilidades públicas. “El problema es que las instituciones nuestras han sido expropiadas de las grandes mayorías”, diagnosticó. “El sistema judicial ha sido ‘secuestrado’ por intereses privados”, agregó. Para no desembocar en una deslegitimación y sospecha sobre el régimen político, sugirió “embriagar de verdad las cosas que suceden dentro de la lógica de la Constitución”. “Sino, estamos condenados a repetir los episodios”, finalizó.