El sueño del agua potable

10
marzo
2022

El sueño del agua potable

La falta de servicios esenciales en los barrios precariza la calidad de vida de sus habitantes.

De acuerdo a datos del RENABAP, en la provincia de Córdoba hay alrededor de 134 barrios populares y más de 100 se ubican en la ciudad Capital.

La mayoría de las familias no cuentan con conexiones formales de agua corriente ni cloacas.

Sin pacto para vivir

En pleno siglo XXI, el desarrollo no alcanzó a todos por igual.   

De acuerdo al relevamiento que realizó el Registro Nacional de Barrios Populares, en la provincia de Córdoba existen alrededor de 134 asentamientos.

Más de 100 se ubican en la ciudad Capital.

Allí, la falta de servicios esenciales como el agua, la energía eléctrica y las cloacas precariza la calidad de vida de sus habitantes.

Si bien hay políticas públicas que buscan corregir el histórico olvido, todavía falta mucho camino por recorrer.

Según datos del RENABAP, menos de 10 barrios populares de la ciudad cuentan con una conexión regular de agua corriente.

En cambio, 97 registran conexiones clandestinas.

La situación se repite con relación a la electricidad y a la red cloacal.

Más de la mitad de los barrios están colgados y unos 100 aún tienen pozo ciego y/o cámara séptica.

Mientras el Estado demora en garantizar el acceso a derechos básicos, más de 16 mil familias esperan que el progreso toque a sus puertas.

...

En primera persona

En agosto del 2020 – durante plena pandemia – la Municipalidad de Córdoba anunció el programa “Más Agua, Más Salud” para garantizar el acceso al agua potable en distintos asentamientos de la ciudad.

Si bien algunas obras ya comenzaron, todavía hay muchos barrios que carecen de ese vital servicio.

Uno de ellos es Villa El Chaparral – que este año fue incluido en el programa municipal – en donde el problema del agua existe “desde que el Chapa es el Chapa”.

Es decir, desde hace 50 años. 

La mitad de la población tiene una conexión clandestina y el otro 50% consigue traer agua de barrio Colón con muy baja presión.

Durante diciembre y enero pasado, unas 200 familias se quedaron sin el vital elemento.

Fue finalmente la Municipalidad la que le acercó una solución provisoria: 5 tanques de 890 litros cada uno.

“La gente quiere pagar el servicio. Tener agua es contar con derechos básicos”


Gladys Sanzarello, encargada de un merendero en el barrio

Otro de los sectores afectados por la falta del servicio es Ecotierra en donde casi la mitad del barrio está sin agua desde septiembre.

Según relató un vecino a Al Revés, el concejal Pablo Ovejeros les prometió que en 15 días comenzarían las obras.

Pero en noviembre pateó el inicio para marzo.  

Mientras tanto, envían camiones tres días a la semana para repartir a unas 30 familias por día.

“Ahora estamos todos trabajando y quedó una sola vecina que alcanza a repartir a solo 10 familias por día”

Cristian Fuentes, vecino de Ecotierra

El tiempo pasa y el acceso al agua potable continúa siendo un sueño para los sectores más vulnerables de la sociedad.

...

 Temas 

18
agosto
2022

 Temas 

18
agosto
2022