El surtidor vuelve a echar humo

A partir de esta medianoche, las naftas aumentarán entre un 2,5 y un 3 %. Es por la actualizacion trimestral de dos impuestos atados a la inflación. Se prevén más aumentos en los próximos días por el aumento del petróleo a nivel internacional y la suba del dólar. La inflación naftera desde que asumió Macri es hasta ahora del 282 %.

 jueves, 28-febrero-2019

Las estaciones de servicio no dan respiro y la crisis arrastra aumentos impagables en las naftas.


Al concierto de aumento de precios general vuelve a sumarse uno sensible, que parecía haber entrado en un estado de calma veraniega: las naftas. Los combustibles en Córdoba sufrirán un aumento de entre 2,3 y 3 %. Es que AFIP ya les envió a las petroleras la resolución mediante la cual se actualizan el impuesto al dióxido de carbono (IDC) y el impuesto a los combustibles líquidos (ICL), que afectan tanto a las naftas como al gasoil.

Estos dos impuestos se actualizan trimestralmente y van atados al Índice de Precios al Consumidor (IPC), por lo que son arrastrados por la alta inflación de los últimos meses. El gravamen sobre las naftas pasará de $ 9,448 a $ 10,544. Si se aplicara el aumento a los surtidores de manera lineal, la nafta súper en Córdoba pasaría de $ 40,99 a $ 42,086 (una suba del 2,67 %) y la premium de $ 45,99 a $ 47,086 (+2,38 %).

El aumento de naftas se aceleró el año pasado pero es un problema para el bolsillo familiar desde hace varios años. Desde diciembre de 2015, cuando asumió Macri, la nafta súper aumentó un 282,10 %. En aquel momento -tan cercano en el tiempo, tan lejano en el precio- las pizarras de las estaciones de servicio tenían la súper a $ 14,53. Con el aumento de esta noche, la suba de naftas bajo el macrismo se iría a 289,64 %.

Pero la preocupación no se agota en el aumento de esta noche. Para los próximos días, las petroleras evalúan trasladar a los surtidores el aumento del dólar de las últimas semanas y el aumento del precio internacional del crudo. Según un dato que publica el diario Clarín de hoy, las empresas dicen que el barril de crudo aumentó en pesos un 8 % en el último mes.

Las constantes subas en el contexto de fuerte crisis económica siguen restringiendo el consumo. En enero, se redujo un 3,6 % en relación al mismo mes de 2017, constituyéndose en el quinto mes con bajas. Además, se observa un descenso muy marcado en el consumo de nafta premium (-20 % interanual promedio en los últimos cinco meses) y un traslado a la nafta súper (+5 % en el mismo promedio).