Nublado

15°

Córdoba
Capital

EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

El tarifazo no se aplana, se esconde

El gobierno nacional hace circular que habrá un descuento del 20% en la tarifa del gas de este invierno, pero el aumento sería un 100% más que en 2018. Aunque no hay información oficial, buscaría que las empresas difieran en cuotas los aumentos inveranles en las facturas de los meses más cálidos, alivio que nunca se sentirá en los bolsillos por la alta inflación. Encima, con tarifas dolarizadas las empresas piden aumentos de entre el 15 y el 20% en esa moneda, con un tipo de cambio totalmente inestable.

 Jueves, 14-marzo-2019


“Una aspirina para curar una enfermedad grave”. Así se podría definir la estrategia del gobierno de Macri para camuflar otro monumental tarifazo que empezará a regir a partir de abril. Aunque el Enargás no publicó aún ninguna resolución sobre el nuevo esquema tarifario, el gobierno filtra a través de medios afines que las boletas de este invierno vendrán con un descuento del 20% y para ello habla de “aplanar” tarifas que este año serán un 100% más caras que el año pasado.

El término aplanar lo que en realidad esconde es otro brutal saqueo al bolsillo de los consumidores, que en el verano seguirán pagando el tarifazo del invierno. Horacio Viqueira, abogado de Ciudadanos Contra el Tarifazo, explica lo que el gobierno no quiera que entiendas: “Lo de tarifa plana es una expresión que no funciona en una economía con inflación. Lo que se supone hará el gobierno, porque no hay nada oficial, es diferir en cuotas para pagar en las facturas del verano los aumentos que se aplicarán en los meses del invierno, pero no hay nada definido”.

Lo que sí está claro es que en abril volverá a aplicarse un ajuste de tarifas solicitado por las empresas, que se sumará al que se les otorgó en octubre pasado. “Con esos aumentos, las boletas de este invierno serán un 100% más caras que las del 2018. La versión que hace correr el gobierno es que habrá un descuento del 20% en las boletas de mayo a septiembre, que se pagaría en cuotas en las boletas del verano, y que el Estado se haría cargo de los intereses. Además de que son todas versiones, ese descuento no se sentirá en el bolsillo por la inflación y porque es mínimo en relación a los monumentales aumentos que están pidiendo las productoras, las transportadoras y las distribuidoras. El supuesto descuento es una aspirina para curar una grave enfermedad”, grafica Viqueira.

El factor dólar

Otro punto central es cómo impactará la cotización del dólar en tarifas que fueron dolarizadas por este gobierno. Las productoras de gas están pidiendo un aumento de entre el 15 y el 20% en dólares por la extracción y procesamiento del gas en boca de pozo. Pero el dólar no está fijo, aumenta y su cotización es absolutamente inestable. “¿Qué valor del dólar se va a tomar para definir el aumento de abril?, porque en la audiencia pública de febrero el dólar estaba a 37 y hoy ronda los 43, un 15% más”, se pregunta Viqueira, que participó de la audiencia en representación de los usuarios.

A su vez, las transportadoras y las distribuidoras reclaman ajustes semestrales por inflación de lo que se conoce como precio mayorista. Ese índice fue del 35% (mayor aún que la inflación en general de ese período) pero Ecogas solicitó para Córdoba un aumento del 41%, porque reclama un ajuste retroactivo del 5% que el Enargas no le había otorgado en octubre, y pretende que se lo cargue en la tarifa que empezará a regir en abril.

“Hay muchísimos interrogantes, muchas mentiras que circulan en los medios para decir que las tarifas serán iguales que el año pasado, pero todo es parte de un cachivache electoral”, advirtió Viqueira.