EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

“El temor del gobierno es que el Morogate se convierta en Bolsonarogate”

El periodista Darío Pignotti contó desde Brasil cómo impactaron allí las revelaciones de The Intercept sobre las maniobras de Sergio Moro contra Lula en el marco de la causa Lava Jato. "Es un ciclón político, un vendaval. En Brasilia no se habla de otra cosa", relató.

 Martes, 11-junio-2019

A partir de la publicación de The Intercept, se abre la posibilidad de que Lula sea liberado.


Las revelaciones del sitio estadounidense The Intercept sobre cómo el juez de la causa Lava Jato y actual ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, operaba para perseguir a Lula generaron un bombazo en el ámbito político del continente con obvio epicentro en Brasilia. Desde allí, el periodista Darío Pignotti afirmó que “esto causó algo muy parecido a un ciclón político, un vendaval. En Brasilia no se habla de otra cosa”.

“El temor en el Palacio de Planalto (NdR: la casa de gobierno brasileña) es que el ‘Morogate’ termine por convertirse en un ‘Bolsonarogate'”, advirtió el corresponsal.

Por su parte, esta información que salió a la luz en el sitio estadounidense puso patas para arriba el tablero judicial. Esta tarde, una de las salas del Supremo Tribunal Federal va a analizar un pedido de hábeas corpus presentado por Lula que había sido dejado de lado. “El huracán golpeo las puertas del poder judicial”, indicó Pignotti, al tiempo que consideró que “el escándalo Moro hizo que el Supremo Tribunal Federal se sensibilizara y la hipótesis de que Lula otenga un hábeas corpus está en pie”. Los dos magistrados que integran esa sala del STF se pronunciaron de manera crítica sobre las relaciones reveladas entre Sergio Moro y Deltan Dallagnol, jefe de los fiscales del Lava Jato. “Aquello que se había cajoneado ahora tiene un tratamiento rápido”, dijo Pignotti sobre el pedido de Lula.



Por otra parte, lejos de apagarse, el tema amenaza con crecer más y más. Pignotti remarcó que el editor de The Intercept avisó que todavía tienen miles de informaciones sobre conversaciones entre Moro y gente de su entorno. “¿Quiénes son las otras personas de su entorno? ¿Estarán en esos archivos las conversaciones que habrían anudado el pacto entre Moro y Bolsonaro en la campaña electoral del año pasado? ¿Estarán en esas conversaciones las decisiones que impidieron a Lula ser candidato?”, se preguntó Pignotti.

Moro, ¿el fusible?

Si el Gobierno ve que el incendio crece mucho, podría buscar cortar el fuego haciendo saltar el único fusible posible: el propio Moro en la cartera de Justicia. “Esta hipótesis tenía una probabilidad del 0 % el viernes pasado. Hoy se habla en los medios empresarialmente más importantes de Brasil. La salida de Moro fue citada ayer por uno de los referentes del Gobierno en el Congreso y fue solicitada por la Órden de Abogados de Brasil”, relató Pignotti. De todos modos, advirtió que aquellos intereses que ampararon a Moro durante el proceso judicial, ahora intentan impedir que caiga.

“Aquel personaje que parecia contar con una suerte de infalibilidad papal que lo ponía por encima del resto de los mortales políticos, hoy es uno más. La complicidad de Moro en una causa que ahora parece estar llena de irregularidades es indiscutible”, concluyó el periodista.