El veneno de la desinformación

Esta semana se descubrió que Beatriz Sarlo mintió respecto de la supuesta “irregularidad” en el ofrecimiento que le hicieron para participar de una campaña de concientización a favor de la inmunización contra la covid-19. Hace pocas horas, se conoció que falleció un enfermero de 51 años que no tenía patologías previas y que desconfiaba de la vacuna.

 viernes, 12-marzo-2021

En los medios, Beatriz Sarlo denunció una irregular propuesta de vacunación. En la Justicia, admitió que relató de una forma errónea el episodio.


Desde que comenzó la pandemia, la oposición liderada por Juntos por el Cambio se dedicó a boicotear cada una de las medidas sanitarias implementadas por el gobierno nacional. Las marchas anticuarentenas; la resistencia al uso del barbijo y al distanciamiento social; la opereta en contra de la Sputnik V; y luego la demanda por la falta de vacunas que, supuestamente, iban a “envenenar” a la población fueron algunas de las estrategias.

Viviana Canosa alreves.net.ar

A pesar de no haber estado recomendado por las autoridades sanitarias, Viviana Canosa tomó dióxido de cloro en su programa. En agosto del año pasado, un niño de 5 años falleció por consumir el compuesto químico que había sido suministrado por sus padres.

La ausencia de responsabilidad política se conjugó a la perfección – y no casualmente – con el circo que montaron los grandes monopolios mediáticos que reprodujeron, de manera sistemática, mensajes destinados a socavar la campaña de vacunación. Una de las funciones tuvo como protagonista a Beatriz Sarlo quien, ama y señora de la ética del país, confesó que le habían ofrecido vacunarse “por debajo de la mesa” y que ella se había negado porque prefería “morir ahogada de COVID”.



Quienes aplaudieron la “honorable actitud” de la intelectual antiperonista, tuvieron que mirar hacia otro lado cuando, esta semana, se conoció que había sido invitada a formar parte de una campaña de concientización a favor de la Sputnik V por el gobierno de la provincia de Buenos Aires y que no había existido ningún privilegio. “No debí decir ‘por debajo de la mesa’”, admitió la ensayista frente a la Justicia.

Pero el daño ya está hecho. Betty Bloop-ler, junto a otros operadores políticos, contribuyeron a destilar veneno. Hace pocas horas, se conoció que murió de coronavirus un enfermero que trabajaba en la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Los Hornos en ciudad de La Plata.

El enfermo de 51 años falleció de covid alreves.net.ar

Los compañeros de Salvador Curzio lo despidieron con mucho dolor. “Era una persona muy querida”, expresaron.

Salvador Roberto Curzio tenía 51 años, no presentaba patologías previas y se había negado a inscribirse para recibir la primera dosis porque “prefería esperar”. “Fue por miedo. Imagínate que una compañera no quería vacunarse porque pensaba que iba a quedar estéril”, afirmó el médico y compañero Guillermo Ramos al portal El Día. “El problema no fue el acceso a la vacuna, sino la campaña de desinformación que se hizo hasta hoy”, concluyó.