“Empiezan a aparecer los negocios oscuros que tiene la empresa Vicentin”

El diputado Carlos Del Frade se refirió a la decisión del gobernador Omar Perotti de intervenir del Puerto de Reconquista al detectar que no había registro de actividad comercial desde el año 2004 en la zona que está bajo concesión de la firma Vicentin. Señaló que, además de lavado de dinero, fuga de capitales y vaciamiento que pesan sobre la cerealera, existen muchas otras denuncias vinculadas a la prostitución infantil y al narcotráfico en el puerto. "Tenían actividades permanentes pero todas ilegales", remarcó.

 jueves, 2-julio-2020

Carlos Del Frade, diputado provincial por Santa Fe y periodista, sostuvo que es muy difícil saber qué entra y sale de los puertos en Argentina gracias a una decisión del ex presidente Mauricio Macri de desarticular el SENASA en el año 2016.


Ayer se conoció la decisión del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, de intervenir durante 180 días el Puerto de Reconquista a partir de un informe elaborado por el representante del Estado Provincial en el Ente Portuario, Martín Deltin, en donde se detallan una serie de irregularidades. Entre ellas, que la zona que está bajo concesión de la empresa Ríos del Norte SA – conformada por Vicentin SAIC y Buyatti SAICA – no registraba actividad comercial desde el año 2004.

En diálogo con Nada del Otro Mundo, el diputado provincial por el Frente Social y Popular en la Provincia de Santa Fe, Carlos Del Frade, se refirió a esta nueva información que dio a conocer ayer el diario Santa Fe. “Empiezan a aparecer los negocios oscuros que tiene la empresa Vicentin”, señaló. El periodista e investigador afirmó que, además de las denuncias por lavado de dinero, fuga de capitales y vaciamiento de empresa, ahora se suman otras vinculadas a los movimientos que había en el puerto. “Tenían actividades permanentes pero todas ilegales”, remarcó.

En ese sentido, recordó que hubo muchas denuncias sobre prostitución infantil – especialmente durante estos últimos cinco años – y otras relacionadas con el narcotráfico por el transporte de cargamento de marihuana en barcazas que llegaban desde Paraguay, por las que el juez federal Aldo Alurralde recibió amenazas de muerte en reiteradas ocasiones. “Todo eso está cargo del Ente Administrador del Puerto de Reconquista en donde, no por casualidad, estaba al frente un integrante de la familia Buyatti que forma parte de la familia Vicentin”, sostuvo el legislador. De esta manera, apuntó contra los organismos de control “que miraban para otro lado” y permitieron este manto de impunidad de la que gozó la compañía durante estos años.

Para el legislador, los puertos siempre tienen dos caras: una actividad legal y otra ilegal. “Lo que entra y sale de la Argentina hoy no se puede saber por una decisión del gobierno de Mauricio Macri del año 2016 de desarticular al SENASA para el control de lo pasa en los puertos”, recordó. “Por eso tuvimos, como nunca, picos del crecimiento del narcotráfico y del contrabando de armas, que de la Argentina iban a parar a los narcos brasileños según denunció y probó el fiscal Pablo Yadarola de Capital Federal”, indicó Del Frade. “Mientras corren los días y aparece cada vez más información, queda claro que defender Vicentin es, entre otras cosas, sacarse de encima a los directivos que han cometido hechos ilegales muy fuertes que van desde fuga de dinero, a lavado de capitales, a todas estas cuestiones que comienzan a aparecer nada menos que allí: frente a las propias narices de la familia en la ciudad de Reconquista”, concluyó.