“Si no se tomaban medidas tendríamos más de un millón de casos para el 1° de mayo”

Según los cálculos del doctor en Matemática Daniel Penazzi, la cuarentena obligatoria debería impactar en las cifras de contagios que se registren durante los primeros días de abril.

 lunes, 30-marzo-2020

Daniel Penazzi, doctor en Matemática del FAMAF, realizó cálculos para conocer la proyección del contagio del Covid-19 y coincidieron con lo que está pasando en el país.


El impacto del aislamiento social obligatorio ya se comenzó a notar en la curva de los contagios del Covid-19 en Argentina y un análisis del matemático Daniel Penazzi, del Famaf, muestra que la tendencia que hace dos semanas anunciaba un crecimiento exponencial, ya cambió de rumbo.

“Para esta época tendría que haber disminuido, que es lo que aparentemente está pasando por la cuarentena”, dijo Penazzi en diálogo con el programa Nada del Otro Mundo. “Habría que ver si con los testeos, si no se está testeando todo lo que debería y después se testea de más, se van a producir saltos. Los datos hasta ahora parecen coherentes con lo que se esperaba, de acuerdo a las primeras medidas de restricción para los que venían de afuera, la suspensión de las clases y ahora se iban a ver los primeros efectos”, explicó.

“Me sorprendió el salto para abajo de hace un par de días. Está dentro de lo normal en estos datos estadísticos, habrá que ver en un par de días para hacer los cálculos. En abril habría que ver la baja, con muy pocas decenas de casos por día.”, dijo el matemático. “Para el 8 de abril eran decenas de miles, unos 18 mil casos, y si no se tomaban medidas tendríamos más de un millón de casos para el 1° de mayo en Argentina. Ahí se empezaría a aplanar naturalmente, porque una vez que hay muchos contagiados, el virus se encuentra con gente que ya tiene inmnunidad. Estaba desesperado, porque si no se tomaba ninguna medida iba a explotar. En el gobierno algo cambió y empezaron a poner restricciones. Somos el país que más temprano empezó a tomar medidas en relación a la cantidad de casos que tiene”.

“En todos lados es exponencial, lo que cambia es la base de la exponenciación, qué tan rápida es. Argentina me preocupaba porque daba una multiplicación de casos que se duplicaba en dos o tres días. Era lo que pasaba en Italia y España, que se duplicaba cada dos o tres días”.