En cuclillas

El Gobierno necesita que Macri y Dujovne regresen de EE.UU. con el stand by del FMI firmado o asegurado. El ministro discute aspectos de la economía local con los técnicos del Fondo. El Presidente se mostrará ante los hombres de Wall Street, los medios más influyentes, la Casa Blanca y la ONU como la persona indicada para hacer los deberes de ajuste, pérdida de derechos y achique del Estado.

 lunes, 24-septiembre-2018

Una foto con Lagarde es la figurita más buscada por el Gobierno argentino.


Mauricio Macri y Nicolás Dujovne ya están en Nueva York con el objetivo de convencer al mundo, pero sobre todo a banqueros, financistas y representantes de fondos de inversión, de dos cosas: que la economía argentina está mal pero va bien y que el líder de Cambiemos continúa siendo la esperanza blanca del neoliberalismo contra el “mal del populismo” de la región.

El objetivo del gobierno es regresar de los EE.UU con el acuerdo con el FMI firmado. Ese acuerdo significa la ampliación en 20 mil millones de dólares del stand by ya otorgado por 50 mil millones y el inicio inmediato de los desembolsos para controlar el dólar y generar confianza en los mercados. El déficit cero y el ajuste extremo del Presupuesto son la contraparte que ofrece Argentina. Dujovne está en Nueva York desde el sábado negociando la letra chica de este acuerdo -cotización aceptable del dólar y sistema de flotación- que pone al país nuevamente de rodillas frente al FMI, a los EE.UU. y a los llamados “mercados”.

Macri arribó el domingo a la ciudad. Lo recibieron con una andanada de artículos periódisticos muy críticos, donde incluso se habla del “fin de las expectativas” sobre su persona y su gobierno. Hoy su primera actividad serán dos entrevistas con dos medios financieros influyentes, el diario Financial Times y la agencia Bloomberg. Luego, Macri y Dujovne se reunirán con empresarios de los Estados Unidos y la Argentina en el Council of the Americas. En el medio habrá almuerzo con banqueros y representantes de fondos de inversión como el Itaú, Blackrock, OPIC, Pimco, HSBC, Starwood, Blackstone y GICT. Todas son instancias clave para las pretenciones de los argentinos de mostrarse como los mejores alumnos del achique del Estado y el ajuste.

El presidente hablará mañana en la Asamblea Anual de la ONU, pero el verdadero motivo de su viaje a los EE.UU es apuntalar el acuerdo con el FMI y obtener el apoyo de la Casa Blanca. Macri va a intentar fotos con el presidente Donald Trump y con la titular del FMI, Christine Lagarde. Con el primero tendrá una posibilidad en el cóctel que éste ofrecerá el martes para todos los presidentes. Con la segundo, la intención del equipo presidencial es que esta tarde se produzca una reunión a solas.