En el INTA, al ajuste le llaman ‘fusión’

El Consejo Nacional de la entidad de tecnología agropecuaria, con representación de las entidades del campo, aprobó la fusión de agencias de extensión con estaciones experimentales y tres IPAF (Instituto de Promoción de Agricultura Familiar). Son los sectores del INTA que se dedicaban al desarrollo y trabajo de campo con los productores más pequeños.

 viernes, 29-marzo-2019

Los trabajadores del INTA vienen reclamando desde hace tiempo por los continuos ajustes.


Las entidades del campo, a través de sus representantes en el Consejo Nacional del INTA, votaron a favor de un nuevo ajuste disfrazado de reestructuración. La palabra elegida fue ‘fusión’: al menos 12 Agencias de Extensión Rural –que hacen trabajo de campo con la agricultura más vulnerable- pasarán a formar parte de las llamadas estaciones experimentales. Sin embargo, desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) indican que las agencias a fusionar son 25. La información no es clara, ya que todavía no hubo comunicación oficial.

Por otro lado, tres IPAF (Instituto de Promoción de la Agricultura Familiar) dejarán de cumplir sus funciones –el desarrollo tecnológico para las agriculturas familiares- y pasarán a depender de los centros regionales que les correspondan. Los tres IPAF afectados son el de la Patagonia, el de Cuyo y el del Noreste Argentino (NEA).

La votación tuvo lugar ayer en la sede del INTA en Buenos Aires, en medio de un clima de tensión, con los gremios fuera del edificio y presencia policial. Es que los trabajadores denuncian que esto significa el desmantelamiento de las estructuras que trabajan con los sectores más pobres del campo para que la función de extensión quede en manos de las grandes entidades del campo, que fueron quienes impulsaron esta decisión. Como ejemplo, sirve este detalle: en el Consejo Nacional del INTA –el que toma las decisiones- no hay ningún representante de la agricultura familiar. El único miembro que votó en contra fue el representante de la Federación Agraria Argentina (FAA).

En un comunicado, la Federación Agraria de Córdoba indicó que esta reestructuración “se propone disminuir la presencia del INTA en el territorio nacional, particularmente en las zonas más desfavorecidas y en las áreas de la agricultura familiar”. Los trabajadores denuncian que después de tres años consecutivos de ajustes haciendo malabares para no perder puestos de trabajo, desde el Ejecutivo enviaron la orden de meter un nuevo recorte del 20 %.

“El INTA es el único organismo de Latinoamérica que conjuga investigación científica con trabajo de extensión en campo. A ese sistema lo vienen mellando desde las distintas instituciones del campo. Quieren hacer ellos la extensión y quedarse con eso”, sostienen trabajadores del INTA Córdoba.

La Sociedad Rural Argentina, AACREA, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y CONINAGRO son algunas de las entidades representantes de los sectores concentrados del agro que promueven estas ‘fusiones’. “De esta manera, el INTA se transformaría en un instituto pensado para el campo más concentrado, postergando a la agricultura familiar con una política que ya desmembró una secretaría que atendía este sector de la ruralidad dentro del Ministerio de Agroindustria”, señalaron desde ATE.